Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 11/29/2008 12:00:00 AM

A medio pulmón

El abuso de nicotina en el organismo, las alergias congénitas y los cambios de temperatura están dejando a más de un colombiano sin aire. Un recorrido por las enfermedades del sistema respiratorio.

Arturo Restrepo tiene 84 años y durante los últimos 17 ha tenido que dormir casi sentado con cuatro cojines en su espalda. Tras varios meses de asfixia progresiva y tos seca, los médicos le diagnosticaron, en 1991, la Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (Epoc), en la categoría de enfisema pulmonar. Desde entonces su vida no volvió a ser la misma. Para llevar aire a sus pulmones necesita usar tres inhaladores distintos en forma permanente.

Su enfermedad no es congénita. Fue el precio que pagó por pasar más de medio siglo de vida, desde los 13 hasta los 64 años, fumando con una ansiedad incontenible. Cuando abandonó su vicio ya era demasiado tarde.

Con sólo seis años de inyectarle humo al cuerpo el organismo ya puede tener Epoc, pero la enfermedad sólo se manifiesta 10 o incluso 20 años después, la mayoría de casos en la adultez y en la vejez, cuando los tejidos se regeneran con menos efectividad, y el mínimo esfuerzo físico produce un cansancio asfixiante.

Pero la Epoc no sólo se contrae por excederse con la nicotina. En Colombia otra causa importante es la inhalación del humo de leña o de carbón en los hogares rurales. La única forma de prevenirlo es dejar de fumar y evitar el humo. "Si el paciente no deja de hacerlo es imposible realizar un tratamiento", asegura Álvaro Morales González, presidente de la Asociación Colombiana de Neumología y Cirugía de Tórax.

En sus palabras, la Epoc es una enfermedad que produce inflamación y obstrucción crónica de las vías aéreas. Hay dos tipos, el primero corresponde al enfisema pulmonar, donde el principal síntoma es la asfixia y es el que padecen los fumadores; y la bronquitis crónica, donde prevalece la tos y la expectoración. Tiene consecuencias paralelas que afectan de manera definitiva la calidad de vida de las personas. Genera, por ejemplo, cambios en el color de la piel, problemas oftálmicos y cardiovasculares, y desnutrición.

Según el Estudio Prepocol, que traduce Prevalencia de la Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica en Colombia, realizado en cinco ciudades y publicado en la revista Chest, la más importante sobre enfermedades respiratorias del mundo, nueve de cada 100 colombianos mayores de 40 años sufren de Epoc. En 2005, según una proyección hecha en el mismo trabajo, había 1.033.394 pacientes con Epoc; pero dos terceras partes aún no lo sabían.

Más de 52 millones de personas en el mundo padecen la enfermedad, y de ellas cerca de 2,7 millones mueren a causa de este mal. Incluso, en 1990, era considerada la sexta causa de mortalidad y se estima que para 2020 será la tercera.

Los pacientes deben aprender a dosificar el aire y a controlar las crisis, que suelen presentarse tres ó cuatro veces al año, duran días o semanas. "Los especialistas tratamos de evitar que los pacientes sufran estas crisis porque después de ellas terminan peor e incluso pueden causarles la muerte", según Morales.

Sin embargo, la Epoc no es la única enfermedad respiratoria que mata en Colombia. Según datos del Dane, en 2005, en el caso de hombres mayores de 65, hubo 4.770 muertes por cada 100.000 habitantes a causa de enfermedades crónicas de las vías respiratorias; y en mujeres mayores de 65, la cifra fue de 3.843 por cada 100.000 habitantes.

Muchas alergias infantiles degeneran en enfermedades crónicas que duran toda la vida. El asma, por ejemplo, es un tipo de alergia que se origina en los bronquios, y su síntoma más común es la asfixia.

Este es el caso de María Alejandra Román, de 5 años. Hace un año los médicos le detectaron asma, pero desde su nacimiento sufre de alergias y tiene dermatitis atópica. En ella se evidencia todo el perfil de un niño alérgico, con bajo peso, palidez constante y unas ojeras muy marcadas. En el último año ha tenido cuatro crisis graves, pero sus padres las controlan con medicamentos y tres tipos de inhaladores, de rescate y preventivos, que se deberán usar indefinidamente. Sin embargo, cuando se desarrolla en la niñez, el asma tiende a mejorar antes de los 15 años, mientras en adultos su recuperación es más incierta y se puede presentar a causa de ciertos elementos del ambiente.

De acuerdo con Morales, la infección respiratoria aguda, por su parte, es una enfermedad que afecta principalmente a las personas laboralmente activas. Se presenta con cuadros de bronquitis, sinusitis o neumonía. Y en ciudades frías, como Bogotá, es la primera causa de incapacidad laboral. Sus principales síntomas son fiebre, tos y expectoración, pero si el paciente tiene enfermedades crónicas como Epoc, cáncer o asma, el estado de salud se deteriora de forma progresiva y puede causar la muerte.

Los pacientes con enfermedades respiratorias pueden tener una mejor calidad de vida si aprenden a controlar su enfermedad con medicamentos e inhaladores, que para cada caso son diferentes. Con esto se busca evitar las crisis para que sea más fácil inhalar cada bocanada de aire.
 
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1861

PORTADA

Prieto en la mira

La imputación de cargos al exgerente de la campaña de Santos sorprendió. Pero esta no tiene que ver con el escándalo de Odebrecht ni con la financiación de las campañas. ¿Por qué?