Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 11/17/2007 12:00:00 AM

Mejor prevenir…

La semana pasada se conmemoró el Día Mundial de la Diabetes. Médicos y pacientes encendieron las alarmas sobre el peligroso tipo II que afecta a unos 180 millones de personas en el mundo.

Lee Tablewski, un hombre de 47 años, fue diagnosticado con diabetes tipo II hace un año. Aunque ha tenido sobrepeso por mucho tiempo y otras señales que indicaban un riesgo, ni él ni sus médicos se tomaron la molestia de hacerle mucho antes un examen para chequear su nivel de azúcar en la sangre. Hoy sospechan que la diabetes tipo II avanzaba silenciosa mientras deterioraba algunos de sus órganos. Lee hace parte de las miles de personas que cada año son diagnosticadas en el mundo con este mal. Su caso es un ejemplo de una dura realidad y es que muchos de estos diagnósticos llegan tarde.

Según la doctora Rosario Arechavaleta, endocrinóloga mexicana, el 50 por ciento de los pacientes en el momento del dictamen médico ya tienen una complicación, como problemas en los riñones, los ojos o el corazón. El problema es que no hay síntomas claros y cuando los hay (sed constante, ganas de orinar, boca seca, entre otros), por lo general ya hay un daño.

La diabetes tipo II es un desorden metabólico por el cual el cuerpo tiene el azúcar elevada en la sangre. El organismo presenta estas situaciones: no produce suficiente insulina para metabolizarla; produce insulina, pero ésta no trabaja bien, o el hígado produce mucha glucosa.

"Muchos tienen diabetes asintomática por más de cuatro años y no lo saben", afirma Arechavaleta.

La diabetes II se ha convertido en una pandemia. En 2000 había 171 millones de diabéticos en el mundo. Se espera que en 2030 esa cifra llegue a 366 millones, lo que implica un incremento de 114,3 por ciento de los casos. En Colombia la prevalencia es de 4,3 por ciento, es decir que la padecen más de un millón de personas.

Aunque en algunos individuos hay predisposición genética, gran parte de la culpa de estos nuevos casos radica en los cambios de hábitos de la sociedad actual, como sedentarismo y dietas con alto aporte calórico. Un asunto preocupante es que cada vez afecta a personas más jóvenes y en edad productiva, lo cual puede ser un drama por las complicaciones que genera. Los datos de la Organización Mundial de la Salud muestran que no sólo causa tres millones de muertes al año, sino también más de un millón de amputaciones y 500.000 fallas renales. El costo de la atención de estos pacientes se calcula en 150.000 millones de dólares.

Por ello es necesario detectar el problema a tiempo. La experta sugiere que tanto el individuo como el médico sospechen de aquellas señales, como el sobrepeso y la obesidad, y actúen de inmediato con un examen de sangre para detectar esta enfermedad a tiempo.

"Si es obeso y tiene circunferencia de la cintura grande, se debe hacer uno o dos exámenes al año, y si la lectura es de más de 126, se confirma el diagnóstico, así no sienta síntomas"

, enfatiza. Revisar la historia familiar es crucial también y en caso de tener este riesgo genético, lo recomendable es adoptar lo más temprano posible hábitos sanos, para minimizar el riesgo. Estas sencillas recomendaciones pueden marcar una gran diferencia en el pronóstico de vida del paciente.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1829

PORTADA

Gran encuesta presidencial

Vargas Lleras arranca fuerte, Petro está estancado, Fajardo tiene cómo crecer y los partidos tradicionales andan rezagados. Entre los uribistas, Ramos se ve fuerte. Y Santos tiene 35 por ciento de aceptación. Gran encuesta de Invamer para Caracol Televisión, Blu Radio y SEMANA.