Jueves, 8 de diciembre de 2016

| 2006/07/01 00:00

Peligro: fumador a la vista

Peligro: fumador a la vista

No hay ningún nivel seguro de exposición al humo del cigarrillo. Así lo confirmó el cirujano general de Estados Unidos Richard H. Carmona esta semana al publicar el informe Las consecuencias en la salud de la exposición involuntaria al humo del cigarrillo, el más completo que se hace sobre este tema en el nivel mundial.

Según el reporte, el humo de segunda mano aumenta el riesgo de enfermedades del corazón y de cáncer de pulmón hasta 30 por ciento en fumadores pasivos adultos. Es además una de las principales causas del síndrome de muerte súbita infantil, de los problemas respiratorios como la bronquitis, el asma y la neumonía y de las infecciones de oído en los niños.

"Los efectos que el humo de segunda mano causan en la salud son mayores de lo que se pensaba hasta ahora", dijo Carmona a la prensa. Añadió que la evidencia científica a este respecto es ahora irrefutable, ante las críticas de las empresas tabacaleras que habían desestimado los efectos dañinos del tabaco en los fumadores pasivos.

El humo de segunda mano contiene más de 50 sustancias químicas que producen cáncer. Apenas una breve exposición genera efectos inmediatos sobre los sistemas respiratorio y cardiovascular de las personas que no fuman, especialmente en los niños. Además, según el informe, los esfuerzos por separar las zonas de fumadores y no fumadores en espacios cerrados son inútiles para prevenir los efectos nocivos en estos últimos.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.