Jueves, 30 de octubre de 2014

| 2008/12/03 00:00

Se prohíbe fumar en espacios públicos y privados

El Ministerio de la Protección Social expidió la Resolución No 1956, con la cual prohíbe fumar en áreas interiores o cerradas de lugares de trabajo y/o de los lugares públicos. * La norma señala que solamente se podrán establecer zonas para fumadores en sitios abiertos o al aire libre.

La Resolución establece un plazo de seis meses a los establecimientos que no tengan adecuados estos sitios para que lo hagan y aquellos que ya cuentan con estos espacios se les comenzará a aplicar la norma desde este momento.

No se puede fumar en:
- Áreas interiores o cerradas de los lugares de trabajo o públicos
- Entidades de salud
- Instituciones de educación, preescolar, básica y media y no formal que atiendan a menores de edad.
- Establecimientos donde se atiendan a menores de edad.
- medios de transporte de servicio público, oficial y escolar.
- Solamente se podrán establecer zonas para fumadores en sitios abiertos o al aire libre.

Por su parte, los propietarios, empleadores y administradores de estos lugares deberán entre otros, fijar avisos en lugar visible al público que contengan uno de estos textos: ” Por el bien de su salud, este espacio está libre de humo de cigarrillo o de tabaco”; “Respire con tranquilidad, éste es un espacio libre de humo de tabaco”; “Bienvenido, este es un establecimiento libre de humo de tabaco”. Los avisos no deben incluir figuras alusivas al cigarrillo ni ningún recordatorio de marca.

La medida se tomó como parte de las acciones que debe adelantar el Gobierno Nacional ya que Colombia adoptó el “Convenio Marco de la Organización Mundial de la Salud para el Control del Tabaco” cuyo fin es proteger a las generaciones presentes y futuras de los graves estragos que produce el consumo de tabaco o la exposición al humo del mismo.

Enfermedades relacionadas con el tabaco
Actualmente se sabe que el tabaco contribuye a enfermedades como cataratas, neumonía, leucemia mieloide aguda, aneurisma de la aorta abdominal, cáncer de estómago, cáncer de páncreas, cáncer de útero, cáncer de riñón, periodontitis, los cáncer de pulmón, vesícula, esófago, laringe, boca y garganta; bronconeumopatía crónica, enfisema y bronquitis; apoplejía, ataques cardiacos y otras enfermedades cardiovasculares.

Se ha identificado que el tabaco produce el 90% de todos los cánceres de pulmón. Asimismo, deteriora severamente el sistema reproductivo, contribuyendo a abortos, partos prematuros, bajo peso al nacer, muerte súbita del lactante y a enfermedades pediátricas, como los trastornos de déficit de atención con hiperactividad. Los niños nacidos de madres fumadoras pesan una media de 200 gramos menos que aquellos nacidos madres comparables no fumadoras.

No obstante, aquellos que consumen tabaco no son los únicos expuestos a sus efectos negativos. Millones de personas, incluida la mitad de los niños del mundo, están expuestos al humo ambiental del tabaco, conocido asimismo como tabaquismo pasivo. Existen pruebas científicas concluyentes que asocian el tabaquismo pasivo a un incremento del riesgo de enfermedades cardiovasculares, cáncer de pulmón, asma y otras dolencias respiratorias en los adultos, y de asma y otras enfermedades respiratorias, infección de oído y muerte súbita del lactante en los niños, por nombrar tan sólo algunos efectos perjudiciales del tabaquismo pasivo.
 
Consulte la resolución 1356 de 2008

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×