Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 9/28/1987 12:00:00 AM

"SIDACOS" DE INDIAS

Laboratorio privado gringo inicia pruebas de vacuna contra el SIDA en humanos

El SIDA continúa su macabro recorrido por el mundo entero, sin que esta peste del siglo XX parezca aún tener enemigos a la vista.
De los 41.919 casos registrados en el mundo hasta abril del presente año (ver SEMANA No. 257) se ha pasado a 55.396, según la Organización Mundial de la Salud. De esta cifra, 43.798 casos corresponden al continente americano, 6.067 a Europa, 4.802 a Africa, 569 a Oceanía y 160 a Asia.
Sin embargo, de acuerdo con el reporte de la misma Organización, los datos apenas reflejan un porcentaje mínimo del número real, porque en algunos países se cuenta con medios demasiado precarios como para tener estadísticas confiables, o porque se oculta abierta o soterradamente la información al respecto.
La forma galopante como avanza el contagio hace que los esfuerzos por controlarlo se multipliquen, especialmente en los países desarrollados. Y se multiplican tanto en el frente científico, con la búsqueda de una vacuna o un tratamiento efectivo como en el preventivo, con el propósito de cortar el avance de la epidemia con el único medio realmente eficaz que se conoce hasta ahora: la educación. Pero los avances son más lentos que la desesperación de los enfermos. De ahí que, como era previsible, hayan proliferado los remedios mágicos y los procedimientos artesanales y caseros que, ante la falta de soluciones concretas se constituyen en la tabla de salvación de muchos. En medio de ese caos, la Administración Federal de Drogas y Alimentos de Estados Unidos ha autorizado a un laboratorio privado para iniciar las pruebas de una vacuna en humanos. Esta vacuna experimental, que está siendo desarrollada por una pequeña empresa de biotecnología, la MicroGeneSys Inc., con sede en West Haven, Connecticut, será probada en grupos pequeños de voluntarios, bajo la supervisión de las autoridades sanitarias norteamericanas. Sin embargo, su perfeccionamiento no se espera antes de 10 años.
El doctor Anthony Fauci, coordinador de las investigaciones sobre el SIDA de los Institutos de Salud de Estados Unidos, dijo al presentar la información, que los estudios están encaminados más a determinar el grado de seguridad de la vacuna y el nivel de reacción de inmunidad que produce, que a probar si la vacuna evita efectivamente que se contraiga la enfermedad.
La vacuna que se probará consiste en proteínas derivadas de la superficie del virus del SIDA. Lo que se busca es que, al introducir las proteínas en la sangre, el organismo elabore cantidades adicionales de anticuerpos que puedan atacar el virus. Si estos esfuerzos tienen éxito y la vacuna resulta efectiva, los anticuerpos vencerían al virus infeccioso antes de que éste se arraigue. No se reportó, sin embargo, la forma como los científicos piensan superar uno de los problemas que confrontan las vacunas experimentales contra el SIDA, que es el constante cambio que sufre la configuración química del virus, que hace que la vacuna probada en un momento dado, sea inefectiva más tarde.
El antecedente más importante que tiene esta etapa de investigación es el del científico francés Daniel Zagury de la Universidad Pierre y Marie Curie en París, quien, en un acto que en su momento se consideró heroico, inoculó su preparado a sí mismo y a algunos voluntarios en Francia y Zaire. El resultado de su experimento fue, sin embargo, muy poco significativo. Aunque no produjo reacciones tóxicas y aumentó los anticuerpos, la fuerza de la reacción inmunológica fue muy pequeña para justificar experimentos a mayor escala.
Pero si los esfuerzos en el campo científico se multiplican, otro tanto ocurre en las campañas que se desarrollan a nivel mundial, para informar tanto al público en general como al personal médico sobre la verdadera índole y gravedad de la enfermedad, así como las circunstancias reales de su contagio y los medios para evitarlo. En Colombia, el Ministerio de Salud se encuentra en proceso de determinar las características epidemiológicas que presenta el problema en el país.
Según informó a SEMANA el doctor Jorge Boshell, investigador científico del Instituto Nacional de Salud, "actualmente se están estableciendo las características que sigue aquí la epidemia. Si en otros países el contagio de los drogadictos por vía intravenosa es de una gran importancia, en Colombia no tiene casi ninguna incidencia. Solamente cuando se conozca con precisión el comportamiento de la enfermedad en el país, se podrán diseñar campañas que lleguen realmente a cumplir sus fines".
En Colombia de los 59 casos documentados, registrados en abril, se ha pasado a 104. Se calcula que entre los homosexuales de Medellín, del 8 y el 10 por ciento está ya contaminado con el virus, mientras esa cifra está entre el 7 y el 9 por ciento en Bogotá. Los casos pues, siguen aumentando en forma análoga como sucede en el resto del mundo.
A pesar de que las evidencias apuntan a un crecimiento sostenido del problema en Colombia, el SIDA tiene dentro de las políticas oficiales de salud pública una prioridad secundaria lo que se hace evidente en la falta de información y campañas preventivas sobre el SIDA y sus modos de contagio. Paradójicamente, son un par de programadoras privadas de televisión quienes han difundido algunos mensajes sobre el SIDA, lo que contrasta en forma dramática con las campañas que, desde hace tiempo se adelantan en otros países del mundo. Por otra parte, el riesgo que el SIDA tiene para la población colombiana ha sido minimizado por algunos sectores científicos que aseguran que se está armando una tempestad en un vaso de agua y que hay otros problemas de salud pública más serios. El doctor Juan Di Doménico, secretario ejecutivo del Consejo de Extensión Médica Continuada, afirma, en cambio, que "la única manera de enfrentar el problema es con la adecuada información tanto para el público en general como para el personal médico ". Por esto ha organizado para Colombia la recepción de la primera teleconferencia que, sobre el SIDA, definirá desde Quito la Organización Panamericana de la Salud. El sistema, que permite la comunicación de doble vía, constituye un primer paso en el largo camino de la lucha contra la enfermedad en Colombia.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1850

PORTADA

El hombre de las tulas

SEMANA revela la historia del misterioso personaje que movía la plata en efectivo para pagar sobornos, en el peor escándalo de la Justicia en Colombia.