Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 11/26/1990 12:00:00 AM

TODOS EN LA CAMA O...

Nuevas teorìas sostienen que los familiares de los adictos también necesitan terapia sicológica.


Codependencia es una palabra que se ha vuelto muy popular en las facultades de sicologìa. En las nuevas terapias para combatir la adicciòn los especialista empiezan a hablar con màs frecuencia de los "codependientes". De a cuerdo con los promotores de esta teorìa, los familiares de los drogadictos y alcohòlicos están tan enfermos como los mismos adictos y por esa razòn también necesitan terapia. Según los especialistas, los cònyuges e hijos de adictos están sometidos a graves presiones sicolòcicas por la adicción de su ser querido y como consecuencia sefren severos transtornos emocionales.
El tratamiento para la codependencia es muy similar a la de cualquier adicciòn. Por eso el primer paso que debe dar quien tiene un ser querido vìctima de las drogas o el alcohol es admitir que está viviendo en un ambiente familiar anormal. Seguidamente deberá estar convencido de que necesita buscar ayuda profesional y sobreponerse a todas las fuentes de su angustia.

Los autores de la teoría de la codependencia sostienen que una persona puede ser codependiente no sólo de un alcohólico o de un drogadicto, sino también de un jugador, un glotòn, un comprador compulsivo, un adicto sexual o un bebedor compulsivo de café. Algunos han llegado al extremo de decir que vivimos en una sociedad "adicta" y que el 96 por ciento de los humanos somos codependientes en una forma u otra.

Los más recientes estudios sobre dependencia y conducta familiar han encontrado evidencias de que los hijos de alcohòlicos tienen mayor tendencia a seguir los pasos de sus padres, ya sea por influencia familiar o genética. Es bien conocido que el problema de alcoholismo de un miembro de la familia, se convierte en el problema de la familia entera.

El nuevo movimiento de codependencia promete ayuda para quienes viven con un adicto, pero hay quienes se preguntan si esa es la mejor ayuda.

Por desconocerse muchas cosas acerca de las adicciones y sus mecanismos, por varias décadas la ciencia ha aceptado como ciertos algunos estudios que poco a poco han sido revaluados.

En la década de los 50, las esposas de alcohòlicos fueron acusadas de ser activas colaboradoras de sus maridos y en algunas ocasiones fueron señaladas como la causa de su adicciòn. De acuerdo con esta teoría, las mujeres casadas con bebedores tendrían algún desorden en su personalidad, eran sufridas, controladoras, malgeniadas o castigadoras, y escogìan maridos alcohòlicos para satisfacer sus propias necesidades neuròticas. Investigaciones posteriores desmintieron esta hipótesis cuando encontraron que las esposas de alcohólicos tienen personalidades de todo tipo y que así como habìa esposas mentalmente sanas casadas con alcohòlicos, tambien habìa consortes neuròticas casadas con no bebedores.

Bette Tallen, una experta en codependencia, dice que está demostrado que los familiares de un adicto no pueden controlar su conducta. De acuerdo con esta teoría, las familias de alcohòlicos no tienen ninguna responsabilidad en el problema, pero en cambio sí sufren todas las consecuencias de su adicción.

Ella recomienda una terapia integral porque afirma: "cuando las drogas o el alcohol llegan a una casa, no es que uno esté mal, es que la familia está mal" .

La verdad es que a pesar de los innumerables estudios realizados sobre la adicción, es muy poco lo que se conoce acerca de la dinámica sicològica de las familias de los adictos. La literatura que habla sobre la codependencia está basada en teorías, generalizaciones y anécdotas y por eso hay profesionales de la salud mental que aún se muestran escépticos. Por ahora la codependencia es una teoría y habrá que ver cuánto tiempo sobrevive como tal.

Pero el nuevo boom de la codependencia ha empezado a generar dividendos, convertida en una industria. Muchas compañías en el mundo se han hecho millonarias por cuenta de la teoria de la codependencia. Varios libros que han salido al mercado para explicarla, se han convertido en best seller. La fundación Hazelden ha vendido en Estados Unidos un millòn y medio de ejemplares de su libro "No más codependencia ", una completa guía para manejar situaciones de tensiòn en familias de adictos. Asì mismo, hay una proliferación de centros de rehabilitaciòn, adonde además del adicto deben asistir los padres y hermanos para involucrarlos en la terapia y hacerlos participes de los logros. Muchos negociantes no han perdido la oportunidad de ofrecer productos para este nuevo mercado. Por eso en los centros de terapia se venden libretas con mensajes diarios para "fortalecer" el espiritu, diarios para escribir todo el proceso de "desintoxicaciòn", así como placas y medallas para condecorar a los ex adictos en los aniversarios de haber dejado el vicio.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1830

PORTADA

En la cuerda floja

La economía avanza a paso muy lento. Se necesita con urgencia un estartazo, pero el desánimo y el pesimismo limitan las posibilidades de una recuperación.