Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 4/27/1987 12:00:00 AM

¿ALMORZAMOS EN TOKIO?

Con los aviones hipersónicos, el Concorde entrará en la categoría de los dinosaurios tecnológicos

Que el hombre ha dado el salto de la mula al avión es el lugar común más usado cuando se trata de ilustrar el dramático desarrollo de los medios de transporte operado en el curso de unos pocos años. Un desarrollo definitivamente espectacular si se tiene en cuenta que apenas hace setenta años el hombre consiguió hacer su primer vuelo en un aparato más pesado que el aire. Pero ni los más visionarios imaginaban que a la vuelta de unas décadas los aviones supersónicos de pasajeros pasarían a la historia por anticuados y poco eficientes desde el punto de vista económico tanto que hoy por hoy se les considera dinosaurios tecnológicos.
Aunque parezca increíble aun para el hombre del fin del milenio, que cree haberlo visto todo a ambos lados del Atlántico se trabaja intensamente en el desarrollo de un nuevo tipo de avión totalmente revolucionario que será capaz de viajar entre París y Tokio en un poco más de dos horas y entre París y Nueva York en una. Se trata del avión hipersónico que estará a la orden de un día aproximadamente en el año 2010, que aunque parezca una fecha de novela de ciencia ficción, está a la vuelta de la esquina.
Los europeos con los franceses a la cabeza parecen querer dar el primer golpe y por ello treinta de los mejores ingenieros de la sociedad Aerospatiale productora principal del diseño del antediluviano Concorde trabajan en secreto desde hace ya diez años en un proyecto de ese tipo de avión que será presentado en el próximo salón internacional de la aviación en el aeropuerto de Le Bourget, cerca de París. Hasta ahora lo más cercano al diseño definitivo parece ser la caparazón, o sea la forma del fuselaje, que ha sido hecho naturalmente con la ayuda de los computadores. Sus características de vuelo serán escalofriantes: velocidad de más de cinco mil kilómetros por hora ciento cincuenta pasajeros y doce mil kilómetros de autonomía de vuelo por medio de cuatro motores de treinta toneladas de empuje o seis de veinte toneladas. Por si fuera poco la aeronave será capaz de despegar y aterrizar en las pistas convencionales para poder utilizar la infraestructura aeroportuaria existente en el mundo.
Se mencionan varias razones que hacen que el avión sea la lógica respuesta del transporte aéreo mundial del siguiente siglo:
En primer lugar está la creciente necesidad de desarrollar aviones espaciales de segunda generación de utilización menos costosa que el transbordador espacial norteamericano o que el proyecto Hermes europeo y esas investigaciones son necesariamente paralelas a las del avión hipersónico.
No en balde en Francia parte de la financiación del proyecto es asumida por el Centro Nacional de Estudios Espaciales.
También se habla de un formidable crecimiemo del tráfico entre las regiones más apartadas del planeta. Esta es una consideración que no deja de preocupar a algunos entendidos pues una muy parecida tuvo mucho que ver con el desarrollo y posterior desastre del Concorde. Pero lo más importante en opinión de quienes adelantan el proyecto es el desarrollo de una nueva ley de oro de la aviación que se ha demostrado en teoría: a peso igual y con motores del tipo estratorreactor la eficiencia de la relación distancia-consumo de combustible, sigue una curva "caprichosa". Esa eficiencia se desploma cuando el avión vuela a dos veces la velocidad del sonido pero a partir de cinco veces esa velocidad el avión vuelve a tener una favorable relación. En otras palabras la efectividad en términos de combustible de un Concorde, es la mitad de la de un avión subsónico, como el 747, mientras que el avión hipersónico tendría casi la misma que el mencionado 747 pero a una velocidad inmensamente superior. Ello parece tener que ver fundamentalmente con las altitudes a las que volaría el hipersónico, en las que no tendría que vencer tanta resistencia del aire.
Los diseñadores deben aún enfrentar problemas como el extraordinario calentamiemo del fuselaje a tan altas temperaturas la puesta a punto de los motores para semejantes esfuerzos y la integración motor-avión que requerirá estudios absolutamente novedosos. En todo caso el nuevo avión no será ciertamente barato y eso tal vez es lo único absolutamente seguro que se puede decir sobre él. "No se puede pretender que volar a una velocidad cinco veces la del sonido le cueste al pasajero lo mismo que ir en aerobús", comenta Bernard Humbert de Aerospatiale. Con esas perspectivas es posible que a los colombianos les llegue el hipersónico cuando ya no sea más que una mula de carga.--
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.