Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 1/7/2012 12:00:00 AM

Antes y después de iTunes

Apple finalmente decidió traer al país su famosa operación de canciones a menos de un dólar.

Cuando un usuario en Colombia accedía al programa iTunes solo veía la tienda de aplicaciones para el iPad, el iPhone o el computador. Ahora dispone también de las tiendas de música y videos. No se trata simplemente de unos íconos más para navegar, sino de que el negocio de la venta de discos en el país podría estar a punto de cambiar para siempre. Canciones a 1.900 pesos y películas por 19.000 pesos para compra y por menos de 3.000 para alquiler, constituyen un esquema que en el resto del mundo sacudió a la enmohecida industria discográfica, acostumbrada a cobrar precios demenciales, vender solo álbumes completos y perseguir sin tregua a la piratería. La tienda iTunes Music Store de Apple le enseñó que la gente prefiere comprar música legal si los precios son razonables y que es más inteligente vender barato que no vender nada.

Apple finalmente instaló en Latinoamérica su negocio de música y videos, una operación que retrasó por años debido a las dificultades para negociar los catálogos con los sellos discográficos locales y porque había que examinar a fondo si de veras nuestros países constituían un mercado interesante para la industria del entretenimiento. Está por verse si los colombianos comprarán los trabajos de sus artistas favoritos o si continuarán descargándolos sin pagar en cualquiera de las numerosas alternativas peer to peer existentes en la web. La tienda iTunes dispone de Shakira, Pipe Bueno, Juanes, Guayacán y muchos otros artistas colombianos de diferentes géneros, además del amplio catálogo internacional que ya se ofrecía en el resto del mundo de los sellos EMI, Sony, Universal, Paramount, Warner, Disney, así como de sellos independientes. Se puede pagar con tarjetas de crédito locales y no hay que salir de casa para comprar al instante música y películas.

Para utilizar el servicio no se requiere ni siquiera un dispositivo de Apple, porque el programa del mismo nombre se puede instalar en un PC con Windows. iTunes es, entonces, una aplicación para reproducir música en los computadores, un acceso a las tiendas iTunes Store y un sistema para llevar todos los contenidos a la tableta iPad o al teléfono iPhone, con calidad de 256 kbps y libre de DRM (es decir, sin restricciones para que suene en cualquier aparato). Concebir todo esto como un sistema integrado fue uno de los aciertos más exitosos del desaparecido Steve Jobs.

De tener éxito, servicios como iTunes o el recién lanzado Sonora -música en streaming- el país estará a las puertas de un cambio monumental en el negocio discográfico.

Escuchar sin descargar
 
Recientemente fue inaugurado en el país otro servicio innovador. Sonora (www.sonora.com.co) es una oferta típicamente web 2.0 en donde la música está disponible para ser escuchada en línea (técnicamente se llama streaming), sin descargarla al computador y sin comprarla. La versión gratuita permite escuchar 20 horas al mes y en febrero estará disponible la versión de pago, que por una suma mensual permitirá el disfrute ilimitado de un muy amplio catálogo nacional e internacional.

El creador del servicio es Terra, que pone en el país un modelo de negocio que Spotify hizo popular en el resto del mundo. Spotify no solo tiene millones de abonados, sino que permite que hoy sea común realizar fiestas en las que no hay una sola canción descargada gracias a este servicio. La gente baila al ritmo de las listas de Spotify creadas por los anfitriones para la ocasión. En lugar de Spotify, ahora en Colombia disponemos de Sonora.

“Descargar la canción como tal no es atractivo, lo importante es escucharla donde quiera y a la hora que quiera, eso es parte del cambio que está teniendo la industria”, explica Andrés Moure, gerente de Sonora. La calidad del sonido es buena, hay una oferta grande de géneros y artistas, y el usuario puede crear sus propias listas de reproducción con las canciones que desee escuchar. Eso sí, se necesita estar conectado a internet banda ancha.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.