Jueves, 8 de diciembre de 2016

| 2010/01/09 00:00

Libros electrónicos brindan nuevas alternativas

Cuando la gente piensa en lectores de libros electrónicos, la pantalla blanca Kindle de Amazon es seguramente lo primero que les viene a la mente, pero la situación podría cambiar en breve.

Libros electrónicos brindan nuevas alternativas

Una ola de lectores electrónicos saldrá a la venta este año, con posibilidades como pantallas que responden al tacto y videconferencias, y seguramente con precios más bajos.
 
Ocurre al mismo tiempo que otros productos electrónicos, como teléfonos móviles y minicomputadores, ofrecen al público más posibilidades de leer sus libros favoritos.
Quizá el único problema sea comprar un lector electrónico fabricado por una empresa que podría desaparecer en pocos meses.
 
Esta semana, casi 24 empresas que elaboran esos aparatos o distribuyen material de lectura mostraron sus productos en la Feria de Productos Electrónicos para el Consumidor en Las Vegas, la primera vez que ha dedicado toda una sección al libro electrónico.
 
Como indicio de su potencial, ocuparon un lugar preferente y destacado en el Centro de Convenciones de Las Vegas, con frecuencia utilizado por gigantes como Microsoft Corp.
 
Amazon ni siquiera figuró entre los anunciantes.
 
Los libros electrónicos son una pequeñísima proporción de las ventas de libros, pero su popularidad crece rápidamente. Según la Asociación de Productos Electrónicos para el Consumidor, que organiza la feria, 2,2 millones de lectores electrónicos fueron despachados a los comercios durante 2009, casi cuatro veces más que el año anterior. Este año, el grupo espera distribuir 5 millones.
 
"Es una categoría de un crecimiento increíble", dijo Jason Oxman, vicepresidente de asuntos industriales de la asociación de productos electrónicos.
 
Los lectores de Sony y otras empresas existían ya antes que Amazon lanzara su Kindle en 2007, pero Kindle fue el primero que ofreció descargas inalámbricas de libros, lo que fomentó y facilitó la compra por impulso.
 
Desde el lanzamiento de Kindle por 399 dólares, Amazon redujo el precio a 259 dólares, para atraer lectores con nuevos títulos de libros por unos 10 dólares cada uno. En Navidad, Amazon vendió más libros electrónicos por primera vez que los ejemplares convencionales de papel.
 
Por otra parte, la cadena de librerías Barnes & Noble ofrece ahora por 259 dólares su Nook y Sony Corp. Readers, con un modelo básico por 200 dólares. Cada una ofrece miles de títulos.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.