Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 12/19/1988 12:00:00 AM

MAL DE FAMILIA

Se demuestra que en algunos tipos de esquizofrenia el factor hereditario es crucial.


Por muchos años había sido el principal sospechoso, pero nunca se le había podido comprobar nada. Sin embargo, la semana pasada se supo que un equipo internacional de investigadores pudo por fin, desenmascararlo. Según sus conclusiones, el factor genético sí tiene que ver con la esquizofrenia, una condición que abarca las más devastadoras y generalizadas formas de enfermedad mental.

Las sospechas se basaban en la observación de que la esquizofrenia ataca a ciertas familias con una frecuencia mayor que a la generalidad de la población, aunque hasta la semana pasada no se había podido lograr ninguna prueba que vinculara directamente a la herencia con la trasmisión de la enfermedad.

El descubrimiento de esa prueba era buscado con gran ansiedad por los investigadores por su gran importancia, no sólo para entender mejor la naturaleza de la enfermedad, sino porque se le considera el punto de partida para el diseño de tratamientos específicos para los pacientes.

La revelación fue hecha la semana pasada por la revista científica británica Nature, que reportó que el estudio pudo establecer que hay una relación entre la esquizofrenia y un gene anormal en una parte del cromosoma 5, uno de los 46 que contienen el archivo hereditario personal de cada ser humano.

El gene en cuestión permanece, sin embargo, en el anonimato, aunque su identificación podría estar a la vuelta de la esquina, ya que se ha logrado su localización aproximada. Sin embargo, otro estudio presentado en la misma publicación no encontró ningún tipo de relación entre la esquizofrenia y el cromosoma anormal. Ante la inconsistencia, los científicos aclararon que no se trataba de un estudio enfrentado al otro, sino de la confirmación de que la esquizofrenia no es una sino muchas enfermedades abarcadas por el mismo nombre y que, por supuesto, el tipo de enfermedad estudiado por uno de los equipos era diferente al del otro. A despecho de la clase de esquizofrenia de que se trate, los síntomas comunes son alucinaciones, desordenes del pensamiento, delirios y un deterioro general de la capacidad del individuo para desemperlarse como miembro de la sociedad. Aparece con mayor frecuencia en la adolescencia y en los primeros años de la edad adulta y se cree que ataca a una de cada 100 personas en el mundo .

Según el New York Times, los expertos de Estados Unidos consideran de gran importancia el descubrimiento por dos razones:

La primera, porque se presenta por primera vez evidencia contundente de que algunos tipos de esquizofrenia de origen biológico, no pueden atribuirse al resultado de traumas sufridos en una infancia destructiva o a un medio social deteriorado y corrupto. De esa manera, se confirman las teorias promovidas en ese sentido desde los años 50.

La segunda, porque al identificar la región cromosomal cuyo defecto influye en ciertos tipos de esquizofrenia y en otros no, se da un paso para la división de esa categoría "biológica" en subtipos cada vez más específicos. Esto podría resultar clave para encontrar tratamientos especialmente diseñados para cada tipo de enfermedad.

El descubrimiento fue hecho por un grupo de científicos dirigido por el doctor Hugh Gurling de la escuela de Medicina de Middlesex. Con sus colegas de Inglaterra, Islandia y Estados Unidos, el doctor Gurling uso tecnicas avanzadas de biología molecular para confrontar los cromosomas de los miembros de cinco familias de Islandia y dos de la Gran Bretaña en las que los casos de esquizofrenia eran exageradamente frecuentes. Las familias fueron escogidas de un grupo de 104 que comprendió el estudio, de las cuales 39 presentaban casos de la enfermedad .

No se puede concluir que se este adportas de una cura milagrosa para esa enfermedad. Pero, por la reacción de los científicos, todo parece indicar que se ha dado un primer paso largamente esperado.--
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.