Sábado, 10 de diciembre de 2016

| 1987/05/11 00:00

MAL DE MUCHOS...

Tres de cada diez personas en el mundo sufren de alergias. Algunas pican, otras pueden matarlas

MAL DE MUCHOS...

Un potaje de guisantes y un niño de dos años. Historia trágica. No alcanzó a comer la tercera cucharada, sufrió un shock, quedó inconsciente. Y falleció. Otros con el simple olor a huevos fritos tienen para desarrollar un fuerte ataque de asma. Así mismo el agua, la gran fuente de vida, puede llegar a serlo de muerte cuando está muy fría. A Camila (35 años) con solo introducir los pies en una piscina -que se encontraba a 10 grados de temperatura se le aceleró el pulso, sufrió una baja de presión, desarrolló signos de síncope como cefalea, languidez e incluso pérdida de la memoria. Ella se salvó, pero otros no han tenido la misma suerte.
Son diferentes casos, múltiples manifestaciones, millones de víctimas. Y en la sombra una corta palabra: alergias. Incomprendida afección.
Se calcula que tres de cada diez personas han desarrollado algún tipo de alergia y teniendo en cuenta que hoy existen cerca de 4.000 millones de seres humanos -pues-a proximadamente 1.200 millones de personas poseen al menos esa característica en común.
Poco originales -la verdad- si se considera que ya en el siglo III a.C. y según inscripciones jeroglíficas en su tumba el Rey Menes de Egipto murió precisamente por la picadura de una avispa. "Caso típico de alergia a los insectos", de acuerdo con el investigador colombiano y experto en alergias, Mario Sánchez Medina.
Hoy se sabe que sus agentes pueden ser tan disímiles como las abejas y la luz; las pulgas y los mariscos; incluso se habla de excitantes afectivos: alergias psíquicas que pueden generar desde una piquiña hasta un shock mortal .
Presente en todas las edades, tipos y modos, sus manifestaciones más frecuentes se dan en el aparato respiratorio, aunque también pueden afectar el digestivo, la piel, el sistema nervioso y prácticamente cualquier parte del organismo. Así lo han experimentado 10 de cada 100 adultos y entre un 15% y un 20% de la población infantil.
Ese término -el de alergias- tan popular como misterioso, fue ideado en 1906 por Von Pirquet; proviene del griego "allos" cambiar y "ergon" acción. Es decir, otra manera de responder. El quiso -en ese entonces- explicar los fenómenos que observó de la primera y segunda vacunación contra la viruela, cuando identificó que se alteraba la capacidad de reacción del organismo.
Más adelante se definieron las alergias como "excesos de respuesta contra ciertas sustancias del medio ambiente que en cantidades similares son inocuas para las demás personas". El especialista Sánchez Medina, por su parte, resalta el condicionamiento genético que las caracteriza.
"CHOQUE HEREDITARIO"
Los científicos Louis Tuft y Harry Mueller -jefe de la clínica de alergias de Filadelfia y profesor de la Universidad de Harvard, respectivamente- aseguran que el grado de la herencia también determina la edad del comienzo del proceso alérgico "Si la herencia es bilateral es probable que comience antes de los lO años y si es unilateral antes de los 20", aseguran. Sin embargo, la predisposición hereditaria es insuficiente para producir reacciones alérgicas. Se requiere el contacto con el agente agresor.
En general, las reacciones han sido clasificadas en inmediatas y diferidas. Las primeras se producen en un breve período después de la exposición y las diferidas pueden tardar desde 10 minutos hasta más de un mes en manifestarse .
La reacción depende también del modo de acción de las sustancias. Puede darse por inhalación, ingestión, contacto, inyección, infección y agentes físicos.
El problema de las alergias se agrava si se considera el tremendo auge de la automedicación. De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud OMS, las causas de mortalidad en el planeta se deben en cerca del 3% al consumo exagerado de medicamentos. Un estudio realizado por Mueller encontró que la penicilina, la aspirina y las sulfas eran responsables de 9 de cada 10 de las reacciones alérgicas a la droga. De todas las drogas las más alergenas son los antibióticos, en especial la penicilina; las erupciones cutáneas por su uso se registran en 24 de cada 100 adultos y 6 de cada 100 niños que consultan al médico y se calcula que entre el 1% y 2% de todas las personas son alérgicas a esta droga.
ALIMENTOS "VENENOSOS"
Qué decir de la comida. "Lo que es un alimento para un hombre puede ser un cruel veneno para otro". Así lo anticipaba Lucrecio en su libro "Reserva Naturis" que data del año 65 a.C. Ciertamente cualquier alimento puede generar reacciones alérgicas, pero los que lo hacen con mayor asiduidad son: leche, chocolate, trigo, legumbres, mariscos, frutas citricas, pescado, nueces, carne de cerdo, café y huevos. ¿Este último es un alergeno potente en extremo y con frecuencia provoca reacciones violentas e instantáneas ".
El alergista Mario Sánchez resalta también la peligrosidad de los preservativos de los alimentos y su uso incontrolado. "Antioxidantes, colorantes, blanqueadores y sabores artificiales son una verdadera amenaza para los consumidores colombianos", enfatizó.
Diferentes científicos han sostenido que ciertos alimentos y aditivos de los mismos pueden ser causa de afecciones mentales en personas alérgicas. La alergia al trigo -por ejemplo- ha sido mencionada como una de las posibles causas de la esquizofrenia...También señalan a la tartraziná (colorante amarillo) como causa de hiperactividad. Estas teorías son objeto de controversia.
TAMBIEN PICAN
Las hay y muchas, pero en realidad es raro que no haya más víctimas de alergia a los insectos. Esto teniendo en cuenta que de solo una especie de ellos -los hexápodos- existen más de un millón de variedades y algunos ponen más de 40.000 huevos al día.
Hoy en día se conocen muchos más datos del fenómeno. Por ejemplo, que las pulgas parecen ir a la cabeza -al menos en la población infantil-; "el 20% de los niños sensibles a las alergias en la piel son alérgicos a la saliva de pulga. Y le siguen las abejas, las avispas, los chinches, las cucarachas y las hormigas", señala Sánchez Medina.
Pero el asunto no termina en alimentos, insectos y drogas. El polvo, ese aparentemente inofensivo tormento de las amas de casa puede constituírse en un verdadero enemigo. Datos obtenidos por el investigador Mario Sánchez señalan que genera el 70% de todas las alergias respiratorias. Y es, además, la primera causa de rinitis alérgica y asma.
En fin, la lista de alergenos puede ser interminable. Para citar solo unos casos más cabe mencionar la alergia a la luz -urticaria solaris-; al frío -urticaria hiemalis-, a la irritación mecánica -dermografismo-, al calor, a los cosméticos, a la lana y al cuero.
Y ¿QUE HACER?
Por fortuna hoy existen alternativas menos sombrías que confinarse a una habitación oscura durante seis semanas, tratamiento difundido por los galenos del siglo pasado.
Así, cuando se sospecha de una alergia alimentaria se recurre a dietas de eliminación, es decir, prescindir del alimento sospechoso. Para acelerar el diagnóstico los alergistas han ideado unas pruebas que reducen el tiempo de espera; entre estas se encuentra la prueba del pulso.
Consiste en tomar el pulso antes de comer -que normalmente es de 70 pulsaciones por minuto- y se vuelve a tomar a intervalos de 10 minutós. Si hay aceleración súbita -a veces desaceleración- ello puede indicar que es alérgico al alimento. Esta técnica se emplea también con la prueba sublingual que consiste en colocar una gota de extracto del alimento bajo la lengua, donde es absorbida rápidamente. Minutos después el pulso puede empezar a "correr" o las personas que sufren síntomas mentales pueden llórar o temblar. Algunos especialistas utilizan la prueba subcutánea para la cual se inyectan extractos de los alérgenos.
En Estados Unidos ya varios hospitales constan de "unidades ambientales" diseñadas especialmente para diagnosticar casos difíciles de alergias a alimentos y sustancias químicas. Están alejadas de las ciudades, escrupulosamente climatizadas y en lo posible sin contaminación.
Existe también el método sé sensibilización que se basa en el principio de las vacunas; preparar al organismo para luchar contra los agentes extraños y fortalecerlo poco a poco por medio de una serie de inyecciones de extractos. Aunque un individuo alérgico sigue siéndolo toda la vida, mientras más pronto se detecte la afección existen mayores probabilidades de controlar sus manifestaciones; de evitar sorpresas. Por este motivo se están realizando pruebas incluso a recién nacidos.
Así, cada día hay más conciencia del poder y la importancia de las alergias. Y -dicen- que alérgico prevenido no desfallece en reacción.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.