Viernes, 9 de diciembre de 2016

| 1987/12/14 00:00

OJO DE GATO

Investigan sofisticados sistemas de visión nocturna para automóviles.

OJO DE GATO

"De noche todos los gatos son pardos", dice el refrán. Por más adelantos mecánicos y lujos que un carro tenga frente a otro, en últimas, el problema de la visibilidad nocturna sigue en manos del conductor. Mejorar la visibilidad nocturna podría ser un importante adelanto en la seguridad vial pues, aunque sólamente el 28% del transito se realiza a estas horas, el 55% de los accidentes ocurren durante la noche. Por este motivo, los ingenieros del Centro Técnico de la General Motors están dedicados a acondicionar sistemas de visión nocturna, similares a los usados en misiones militares, para los carros de la próxima década. Por este medio se podría facilitar a los conductores ver mucho más allá del alcance de sus farolas. Además, este sistema no tendría restricciones de visibilidad por factores como la lluvia, la neblina, la nieve, o el humo.
Los funcionarios de seguridad vial afirman que uno de los mayores problemas es que la gente tiende a sobrevalorar sus luces -va más rápido de lo permitido por la distancia iluminada- y en el momento en que un obstáculo se presenta a la vista ya no hay suficiente distancia para parar.Con las farolas convencionales el conductor promedio puede ver a una persona vestida con ropas oscuras a unos noventa y dos metros de distancia, pero con el sistema experimental de visión nocturna adaptado de la tecnología militar, los ingenieros opinan que una persona sería visible a 490 metros de distancia o sea, más de cinco veces la distancia de visibilidad normal.
Los rayos infrarrojos utilizados en el nuevo sistema son radiaciones electromagnéticas cuyas ondas de longitud son un poco más largas que las de la luz roja visible. De las ondas de longitud infrarrojas las de mayor utilidad, en este caso, son las que van de ocho a doce micrones (millonésimas de metro). Puesto que todos los objetos son una fuente de calor que emite energía infrarroja, un sensor que responda a estas longitudes de onda puede armar un dibujo por el efécto del calor que emiten los objetos. Este dibujo puede ser traducido a una imagen en una pantalla de video. Aunque estos dibujos de calor no son exactamente iguales a aquellos que se producen por la luz visible, las distintas intensidades de luz que los objetos emiten a una misma temperatura, según las características de sus superficies, son suficientes para formar un dibujo relativamente detallado de lo que está al frente de un carro que viaja por una carretera. Traducidos a imágenes, la carretera, el pasto, la luz, y las personas que están a lado y lado aparecerán en una pantalla.
Un sensor infrarrojo es similar a una cámara óptica, excepto en que sus lentes están hechos de materiales, como el germanio, que son transparentes a la radiación infrarroja, y la imagen está enfocada sobre una ficha de silicona, previamente tratada para hacerla sensitiva a la luz infrarroja. Para la correcta lectura de la imagen, la ficha ha sido trazada por miles de elementos pictóricos, o pixels. La cantidad de radiación que cae en cada pixel produce un voltage distinto. El sistema procesador de imagen barre rápidamente la ficha para "leer" el patrón variable de voltajes y convertir esta información en una imagen móvil en la pantalla del conductor. En los vehículos experimentales de la General Motors, los dibujos de visión nocturna están exhibidos sobre un tubo de rayos catódicos con una pantalla aplanada capaz de exhibiciones de color simple. Los ingenieros anticipan que dichas pantallas reemplazarán las consolas de instrumentos de los carros.
A este sistema de la GM le falta mucho para salir al mercado. El mecanismo infrarrojo es tan aparatoso que tiene que ser montado en una gran caja metálica sobre el techo del carro. Una de las razones para esto es que la ficha del sensor tiene que ser enfriada por nitrógeno líquido. Este enfriamiento es necesario para suprimir la interferencia electromagnética también llamada "ruido", que el propio sistema emite debido a su propio calor. Por esta razón, representantes de las compañías Ford y Chrysler consideraron que esta tecnología estaba tan lejana de su aplicación práctica que no valía la pena ponerle tanta atención. Pero los ingenieros de la GM opinan que las necesidades militares están forzando el ritmo del desarrollo tecnológico en lo relativo a la producción de imágenes a partir de rayo infrarrojo, y que dichos avances también se expandirán al uso civil. Los ingenieros, sin embargo, están de acuerdo en que este sistema puede no ser tan viable en cuanto a la reducción de costos como para que sea práctica en un carro familiar. Pero como lo carros se parecen entre sí cada vez más en diseño y en tamaño, las compañías líderes están a la caza de los avances electrónicos que puedan, finalmente, distinguir un modelo de otro.








¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.