Miércoles, 7 de diciembre de 2016

| 2003/02/09 00:00

Piratas ilustres

Músicos y ejecutivos de la industria informática admiten la descarga de música en Internet.

Manu Chao lo dijo claramente: "El chaval que no baje música gratis de Internet es un gilipollas". Andrea Echeverri, de Aterciopelados, dijo algo parecido en una reciente entrevista en la televisión colombiana y hasta Madonna y Emilio Stefan han admitido que es inevitable. Las voces en defensa de la piratería crecen y la lucha de las compañías discográficas contra la descarga de archivos musicales parece estéril. El presidente de Intel, Craig Barrett, dijo la semana pasada que "los consumidores tienen derecho a intercambiar música, video y otros contenidos digitales por los que hayan pagado" y pidió a las compañías musicales establecer modelos comerciales que lo hagan posible. Viniendo de uno de los hombres más poderosos de la industria informática, sus declaraciones no hicieron ninguna gracia a la Riaa, el gremio de los sellos musicales que asumió la batalla contra el formato mp3 y las tecnologías Peer to Peer mediante las cuales los melómanos del mundo intercambian archivos.

La industria discográfica se había anotado un gol el año pasado con la muerte de Napster, Aimster y AudioGalaxy, a las que persiguió hasta forzar su liquidación. Pero fue como emprenderla a palazos contra un enjambre. Hermanos más musculosos de Naspter atormentan a la Riaa, entre ellos el popular Kazaa, que por lo pronto está a salvo de procesos legales debido a que puso sus instalaciones fuera de territorio norteamericano, en países como Australia y la isla del Pacífico Vanuatu. La empresa propietaria de Kazaa, Sharman Networks, parece divertirse desafiando a los sellos musicales. La nueva versión del programa de intercambio de archivos más popular del momento incorpora un filtro para evitar las canciones incompletas que los propios sellos musicales pusieron a circular para causar molestias a los piratas, mejora la velocidad de las descargas y ofrece servicios de publicidad que compañías importantes del sector tecnológico utilizan sin remordimiento, debido a los más de 130 millones de usuarios que se conectan a diario a través de Kazaa.

Y aunque la Asociación de Industrias de Grabación de Estados Unidos, Riaa, ha comenzado una batalla legal contra Kazaa y el juez Stephen Wilson estudia la manera de llevar a los estrados judiciales a Sharman Networks, el propio presidente de Riaa, Cary Sherman reconoció que se conformaría con un "control razonable" de la piratería musical en Internet.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.