Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 12/9/1996 12:00:00 AM

PREVENIR ES CURAR

Los archivos de respaldo son una vacuna contra los dolores de cabeza causados por la pérdida de datos en su computador.

Usted puede ser el potencial protagonista de la siguiente escena gracias a los 'caprichos' de la tecnología independientemente del computador que utilice. Después de varios días de trabajo, y cuando se dispone a darle el último 'save' a su archivo, el computador no lo deja y le impide ejecutar cualquier movimiento. Manual en mano usted trata por todos los medios de resucitar la máquina sin resultado alguno. Luego de perder tiempo hundiendo botones, de prender y apagar su equipo y de pedirle auxilio a sus amigos, el último recurso es acudir al técnico, quien sin ninguna consideración sólo atina a decirle lacónicamente: "Toca reformatear el disco duro". El drama adquiere visos de pesadilla cuando el ingeniero le informa que se perdió toda la información, incluidos programas, archivos, juegos... ¡¡todo!! Semejante lío se puede evitar con una simple pero escasa maniobra preventiva que, a pesar de las recomendaciones, pocos ponen en práctica: hacer un 'backup' o archivos de respaldo de los documentos importantes que contiene su computador. Hasta hace poco los discos removibles y los drives ópticos _además de las cintas_ eran cosas exóticas en los hogares, e incluso en muchas oficinas, pero a medida que ha crecido el volumen de información estos periféricos se han vuelto familiares. Aunque su utilidad principal está asociada con el almacenamiento, también son muy prácticos para transportar archivos que exceden la capacidad normal de los disquetes. Para hacer un backup se requiere la unidad lectora, o drive propiamente dicho, y las cintas o discos, la mayoría de los cuales son ligeramente más grandes que un disquete normal. Los precios de los discos y de los drives varían de acuerdo con la tecnología que utilizan y su capacidad de almacenamiento. Es posible encontrar discos para archivar desde 100 hasta 1.000 o más megabytes, con costos que pueden oscilar entre 30.000 y 100.000 pesos, mientras que los drives se pueden conseguir a precios que rondan los 300.000 pesos. Sin embargo, antes de tomar cualquier decisión para adquirir un sistema de backup, es aconsejable definir qué clase de almacenamiento se va a hacer (si se trata de documentación que se va a consultar repetida u ocasionalmente, información que se va a conservar por cortos períodos, archivo muerto, etcétera...). De igual manera, para aprovechar mejor el backup y facilitar su posterior clasificación y consulta, se debe calcular el tamaño de archivos que se van a manejar, considerando que un disco de 100 megas puede guardar el contenido de 70 disquetes. Obviamente, aunque el hecho de tener un backup no le resta gravedad a un daño del disco duro, sí es una forma de salir más fácilmente del problema.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.