Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 12/11/2010 12:00:00 AM

Symbian: la revancha de Nokia

Los sistemas operativos de los teléfonos definirán el futuro de esta industria.

Con el lanzamiento del N8, el más reciente terminal móvil de Nokia, el fabricante más grande de teléfonos quiere recuperar su lugar en el segmento de los llamados "teléfonos inteligentes", en donde Apple y BlackBerry ocupan un lugar de privilegio. Nokia fabrica la tercera parte de todos los celulares que se venden en el mundo y parece indestronable en las gamas media y baja de este mercado, pero no así en el segmento de los teléfonos avanzados, que aunque representan apenas el 10 por ciento del total, constituyen la gama que podría definir el futuro de esta industria.

El problema de fondo parece radicar en los sistemas operativos, algo que prácticamente carecía de importancia para los usuarios hasta hace unos cuantos años. La irrupción de Apple con su teléfono iPhone, junto con el arrollador éxito de la compañía RIM con sus numerosos terminales Blackberry, modificaron la ecuación: ya no se trata solo de un aparato para hablar, sino de una máquina para hacer muchas otras cosas, lo cual supone un buen sistema operativo móvil, fácil de usar, intuitivo y lleno de aplicaciones y programas. Para complicar más el asunto, Google lanzó un nuevo sistema operativo, el Android, que rápidamente se ha posicionado como uno de los favoritos de los fabricantes, porque permite producir terminales muy competitivos para hacer frente al iPhone.

Los teléfonos Nokia vienen con el sistema Symbian, probablemente el más maduro y estable de todos gracias a los muchos años que lleva en desarrollo, y hasta hace poco otros fabricantes apoyaban Symbian (Motorola, Sony Ericsson, entre otros). Las cosas cambiaron repentinamente y una desbandada de fabricantes corrió a apoyar la estrategia Android, tras lo cual Nokia se quedó prácticamente solo en el mundo Symbian. Interesado en demostrar que su sistema operativo sigue siendo la mejor alternativa para la industria de teléfonos móviles, Nokia lanzó el N8, un teléfono capaz de hacer muchas cosas avanzadas y a la vez ser divertido y tan fashion como sus rivales. Fue necesario desarrollar una nueva versión de Symbian y cambiar al CEO de la compañía, que por primera vez es un norteamericano -Stephen Elop, veterano de Microsoft- para poner a Nokia de nuevo en la pelea de los smartphones. El terminal puede filmar videos en alta definición, con su cámara de 12 megapixeles, y trae la innovadora característica de un puerto USB para leer directamente en el teléfono una memoria o pen drive.

Se convirtió en un estándar obligado en el diseño de teléfonos de este tipo dotarlos de pantalla capacitiva multitoque y varias pantallas principales, para que el usuario pueda organizar a su antojo las aplicaciones, así como la conexión desde el teléfono a las redes sociales más populares (Facebook, Twitter, Flickr, etcétera.) Otra novedad del N8 es la función de WebTV, que permite ver contenidos de la agencia EFE, National Geographic y otros proveedores de televisión móvil.

Los demás fabricantes están por lanzar también dispositivos muy avanzados, en una batalla interesante por el dominio del naciente mercado de los teléfonos inteligentes. El 2011 estará lleno de novedades.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.