Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 2/26/2006 12:00:00 AM

Tercera generación: cojea pero llega

2006 podría ser el año del despegue definitivo de la telefonía 3G.

Las maravillas que se pueden disfrutar con los teléfonos más actuales del mercado colombiano son poco para lo que se puede hacer con un teléfono de tercera generación o 3G, que circulan ya en Europa y Asia especialmente, y que constituyen el futuro inmediato de la telefonía móvil en el mundo, como se pudo constatar en el reciente Congreso Mundial 3GSM, la reunión de telefonía más importante del mundo, celebrado en Barcelona hace dos semanas.

Mucho se ha hablado en los últimos 24 meses acerca de la telefonía de tercera generación, que permite, al menos teóricamente, transmisión de datos en verdadera banda ancha a través de redes móviles. ¿Para qué sirve eso? Para recibir televisión en directo desde el celular, conectarse a Internet a velocidades de entre 500 kilobits por segundo y dos megabits por segundo (superior a lo que ofrece la fibra óptica en el país) y gozar de servicios de datos y multimedia que actualmente parecen de ciencia ficción.
En Colombia se utiliza mayoritariamente la tecnología GSM y también Cdma. La industria clasifica estas plataformas de comunicaciones móviles como Generación 2,5. Todavía hay en el país usuarios de la generación anterior de telefonía móvil, llamada Tdma y clasificada como Segunda Generación o 2G. Aunque esto los pone en lugares medios de la tabla general de telecomunicaciones, no significa que los servicios móviles de 2,5G sean anticuados. En realidad, la 3G apenas está floreciendo en los mercados más avanzados de Europa y Japón y su primer lanzamiento, hace menos de dos años, no dejó satisfecha del todo a la industria, por lo que se ha venido trabajando en evoluciones sobre 3G que mejoren su rendimiento.

Utms, Wdcma, Hsdpa y otras siglas se escuchan cada vez con mayor frecuencia en foros, congresos y medios especializados. En diciembre último, por ejemplo, durante el Congreso 3GAmericas en Miami, Cingular Wireless, el más grande operador móvil de Estados Unidos (más de 54 millones de abonados), presentó el primer servicio Umts/Hsdpa del continente americano y se convirtió así en el primer operador de este lado del mundo que despliega servicios de tercera generación.

Europa y Asia llevan la delantera. Allá, operadores gigantes como Vodafone, China Mobile, Movistar o T-Mobile ofrecen desde hace algún tiempo servicios de este tipo. Hay 95 redes Hsdpa (la última evolución sobre 3G) operando comercialmente en 45 países, y en plan de despliegue otras 54. Es una cifra alta y quiere decir que el continente americano, incluido Estados Unidos, normalmente tan a la moda en todas las tendencias del consumo tecnológico, se encuentra bastante rezagado en la adopción de la telefonía de tercera generación.

Actualmente hay planes para desplegar redes de este tipo en el Caribe. Cingular Puerto Rico confirmó que lanzará el servicio este año. En Islas Caimán, el operador C&W anunció que lanzará en el primer semestre de 2006 un servicio Utms/Wcdma y se podría esperar un despliegue similar en Barbados y en Trinidad y Tobago. El operador uruguayo Ancel tiene actualmente una red Umts/Wcdma en fase de prueba, con 60 clientes degustando el servicio. América Móvil podría lanzarse al agua con tercera generación en Chile y, quizás en México, según han dicho directivos del grupo. En Colombia, oficialmente los operadores no han anunciado planes concretos para desarrollar redes de tercera generación, pero se sabe que OLA está dando pasos en esa dirección.

La fiebre de 3G que se ha desatado en el mundo hace pensar que es inminente su arribo a Colombia y Latinoamérica. Pero, realmente,¿cuánto tiempo tardará en llegar? La respuesta no es fácil. El analista José Otero, de Signals Consulting, es escéptico. Hay varios factores que ‘desestimulan’ por ahora a los operadores para tirarse al ruedo: Los altos costos de los terminales 3G, la carencia de contenidos locales avanzados, como televisión digital, por ejemplo, y la guerra de tarifas que se podría desatar en virtud de la reducción de costos en la transmisión de voz que la tercera generación permite. “La proliferación de redes WiMAX durante 2006 afectará grandemente este mercado potencial, y forzará a los operadores móviles a replantearse el modelo de negocios de servicios 3G a uno más centrado en servicios de valor agregado, en lugar de simple conexión a Internet de alta velocidad”, dice este experto. Señala, además, que salvo la televisión digital, con los actuales servicios 2,7 (es decir, redes GSM y Edge) se pueden hacer las mismas cosas que con una plataforma 3G (claro que no con la misma eficiencia), por lo que todavía el mercado latinoamericano no parece demandar una nueva plataforma. Hay que recordar que en América Latina los usuarios de telefonía móvil gastan poco en el servicio, la mayoría son prepago y generan pocos ingresos a los operadores, en comparación con el consumo de los usuarios en Estados unidos y Europa.

No obstante, 2006 parece ser el año de la tercera generación en el mundo. El lanzamiento de significativos avances tecnológicos como Hsdpa (ver recuadro) hace que el despliegue de redes 3G sea más interesante para operadores y usuarios, y la aparición de las primeras redes de este tipo en el continente americano empujará al resto de operadores a dar el paso que hace falta.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1829

PORTADA

Gran encuesta presidencial

Vargas Lleras arranca fuerte, Petro está estancado, Fajardo tiene cómo crecer y los partidos tradicionales andan rezagados. Entre los uribistas, Ramos se ve fuerte. Y Santos tiene 35 por ciento de aceptación. Gran encuesta de Invamer para Caracol Televisión, Blu Radio y SEMANA.