Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 4/12/2008 12:00:00 AM

Un año de Windows Vista

Microsoft descorcha champaña tras 100 millones de licencias vendidas.

W indows Vista no resultó tan revolucionario como Microsoft lo anunció hace un año, durante el lanzamiento del sistema operativo que sustituiría al popular Windows XP, ni es malo como mucha gente cree. Las cosas que hace Microsoft suelen generar apasionadas posiciones a favor o en contra y hallar un sosegado punto de equilibrio no es fácil. Pero la empresa de Bill Gates tiene suficientes motivos para descorchar una botella en este primer aniversario: 100 millones de copias vendidas, una marca que ningún otro competidor sueña siquiera alcanzar.

Los analistas internacionales más serios coinciden en reconocer las fundamentales mejoras que Microsoft introdujo en Vista: alto nivel de seguridad (que fue durante años el talón de Aquiles de la compañía), suficiente estabilidad, excelente manejo de la conectividad, las redes y las nuevas tecnologías, así como una orientación especial hacia el entretenimiento, la movilidad y otras tendencias actuales. Había que poner a los productos Microsoft al día y Windows Vista cumplió esa misión.

El problema es que el sistema exige poderosos recursos de hardware que pocas máquinas cumplían un año atrás. Los usuarios se quejaron de lentitud, serias incompatibilidades con periféricos y programas, y por el cambio brusco en la interfaz de usuario, que creó confusión. “Ha sido un cambio duro porque cuando lanzamos el producto había cerca de 700.000 periféricos para computadores y hoy existen 2,2 millones de periféricos; Vista soporta el 98 por ciento de ellos en la actualidad”, asegura José Antonio Barraquer, gerente de negocios de Microsoft Colombia.

Es cierto que la culpa de buena parte de las incompatibilidades recae en hombros de los fabricantes de software y hardware que tardaron mucho en liberar versiones probadas para Vista. Esto hizo perder la paciencia a más de un usuario y generó la costumbre de desinstalar el sistema y sustituirlo con el viejo XP, lo cual –hay que decirlo– no es una buena decisión, porque significa un paso atrás, aunque alivie la irritación que produce el continuo bloqueo de tareas por el férreo sistema de seguridad de Windows Vista. Toma tiempo acostumbrarse a la nueva interfaz de usuario, pero lo mismo ocurrió con XP hace seis años; hubo reservas y prejuicios, pero terminó convertido en el más exitoso producto de Microsoft en su historia.

Sigue siendo irritante el esquema de versiones, cinco en total, con diferencias de precio sustanciales. La más completa, denominada ‘Ultimate’, está por fuera del alcance del usuario corriente, aunque los precios en general bajaron más del 20 por ciento en relación con su antecesor. Apple ofrece una única versión de su sistema operativo con todo incluido por un único precio y Linux tiene el imbatible precio cero, pero curiosamente la acogida de estos en el mercado ni se acerca a la que tiene Windows.

En Colombia se vendieron durante este primer año 700.000 licencias de Vista y al parecer ha gustado su agradable apariencia y su seguridad. El DAS tiene 1.228 empleados trabajando sobre computadores con este sistema y el Citibank está migrando completamente a él.

Migrar a Vista es una decisión que debe planificarse con calma; hay que asegurar que todos los programas que usted utiliza correrán sin problemas. Hay que pensar si de veras se justifica la inversión, puesto que la mayoría de tareas básicas pueden cumplirse bien con XP o con sus rivales. Y hay que tener un equipo de última generación, con dos gigas de memoria RAM. Finalmente, es obligatorio instalar el Service Pack 1, que acaba de publicarse, pues incluye centenares de mejoras en eficiencia del sistema. Con el Service Pack 1 el mercado dará una segunda oportunidad a Vista para demostrar si de verdad es el producto para la nueva era de la computación.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1830

PORTADA

En la cuerda floja

La economía avanza a paso muy lento. Se necesita con urgencia un estartazo, pero el desánimo y el pesimismo limitan las posibilidades de una recuperación.