Miércoles, 18 de enero de 2017

| 2010/02/02 00:00

Una contraseña, múltiples riesgos en internet

Usar la misma contraseña de los servicios bancarios o financieros en otros páginas, que por lo general son menos seguras, es la puerta de entrada a un posible fraude. (Redacción BBC Mundo)

Una contraseña, múltiples riesgos en internet
;
BBC

La mayoría de los usuarios de servicios bancarios en internet utiliza la misma contraseña para acceder a otras páginas en el ciberespacio que no tienen nada que ver con servicios financieros y que en general, son mucho menos seguras.

El 73% de los clientes bancarios hace uso de la misma contraseña para lograr acceso a otras páginas de internet, sugiere una investigación realizada por la compañía de seguridad en internet Trusteer.

El estudio también encontró que 47% de los usuarios utiliza tanto su contraseña como su nombre de registro -o ID- para iniciar su sesión en al menos otro sitio en el ciberespacio que no ofrece servicios financieros y por ende, son páginas más vulnerables al crimen en la red.

La empresa de seguridad en internet advirtió que la reutilización generalizada de contraseñas bancarias y nombres de registro es explotada por criminales.

Métodos criminales
Los criminales en la red han inventado varios métodos para conseguir las claves de acceso de los usuarios penetrando lugares menos seguros en internet, tales como correos electrónicos o redes sociales.

Una vez que conocen estas claves, las ponen a prueba en servicios bancarios en línea para cometer fraude.

"La utilización de contraseñas y nombres de registros robados es la forma más fácil de evadir todas las medidas de seguridad empleadas por los bancos en internet", indicó Amit Klein de la compañía Trusteer.

"Lo que encontramos fue sorprendente e indican que los consumidores o no están conscientes o están optando ignorar las implicaciones que tiene para su propia seguridad la reutilización de sus credenciales bancarias en múltiples sitios", añadió.

Más de 4 millones de personas en Estados Unidos y Europa participaron en el estudio que se realizó en un período de 12 meses, indicó la empresa.

Otros hallazgos
El estudio también encontró que cuando un banco le permite a sus usuarios que ellos mismos escojan su nombre de registro o ID, 65% de los clientes comparten esta clave con otros sitios en internet no financieros.

Además, cuando una entidad bancaria escoge ella misma el nombre de registro para sus usuarios, 42% utiliza la misma clave en al menos otra página en internet.

Los expertos recomiendan mantener al menos tres tipos de credenciales o claves electrónicas: la primera sólo para utilizarla en sitios financieros en internet, la segunda para páginas en internet que albergan información sensible pero no de tipo financiero y una tercera para aquellas que no contienen información confidencial sobre el usuario.

Pero las recomendaciones también se extienden a los bancos. Según Trusteer, las entidades deben identificar a los usuarios que utilizan las claves de acceso bancario en otros sitios en internet, educarlos sobre el riesgo que corren en la red y como instituciones financieras deben esforzarse por mejorar sus propios mecanismos de seguridad y riesgo en internet.

"Si bien el estudio se refiere a Norteamérica y Europa, es importante destacar que en América Latina la banca en línea es utilizada cada día por más usuarios de internet, aseguró David Cuen, especialista en tecnología de BBC Mundo.

"Por ello es importante que la gente maneje con mucho cuidado las claves y contraseñas con las que ingresa a su cuenta bancaria para prevenir cualquier tipo de fraude", agregó.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.