Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 4/13/1998 12:00:00 AM

UNA FABRICA INTEL...IGENTE

En un nuevo complejo industrial en Costa Rica Intel producirá el 25 por ciento de sus chips.

Pocas veces en la economía de países en vías de desarrollo se puede hablar de inversiones tan grandes como la que actualmente realiza Intel en San José de Costa Rica. Esta semana, con la inauguración de la primera planta de ensamble y pruebas de semiconductores, dicha empresa oficializa su ingreso en grande al mercado latinoamericano de tecnología. La planta que este martes entra en funcionamiento en San José, construida en una antigua plantación de café, hace parte de un gran complejo industrial que estará concluido en su totalidad en los próximos cinco años y que producirá el 25 por ciento de los microprocesadores de Intel. Aunque para muchos Costa Rica es conocido como un país estable y tranquilo, pocos se imaginan que un territorio tan pequeño resultara atractivo para una empresa multinacional como Intel, que es la principal productora mundial de chips. La apertura de la fábrica de Intel en Costa Rica es la culminación de un proceso iniciado a finales de 1995, cuando fueron evaluadas distintas alternativas para instalar la nueva planta. Entre los factores más determinantes que Intel tiene en cuenta para llevar a cabo una operación de este tipo, que requiere una fuerte inversión de capital, se consideran aspectos como la estabilidad política del país candidato, la disponibilidad de mano de obra calificada y las garantías jurídicas que brinden seguridad a su inversión. Aunque inicialmente se podría pensar que dichas condiciones son más fáciles de encontrar en grandes países, Intel las halló en esta pequeña nación centroamericana de tan sólo tres millones de habitantes y una extensión de 51.100 kilómetros cuadrados. La construcción de este proyecto se inició en abril de 1997 y la fase que esta semana culmina con la puesta en marcha de la primera planta de producción _conocida como CR1_ es el arranque de uno de los principales complejos tecnológicos de América Latina. CR1 tiene un área de 30.000 metros cuadrados, su construcción fue terminada en diciembre y la producción y exportación de sus productos comenzará en las próximas semanas. Hasta el momento Intel ya ha contratado 850 empleados costarricenses y para los próximos cinco años se espera que cuente con unos 5.000 trabajadores distribuidos en cuatro plantas en un área aproximada de 125.000 metros cuadrados. "La fábrica de Costa Rica hace parte del compromiso de Intel con América Latina. En ese mismo sentido, y con el fin de satisfacer el mercado mundial y fortalecer los canales locales de distribución y ensamble a nivel internacional, hemos abierto recientemente oficinas propias en Buenos Aires y Bogotá", dijo a Semana David Hite, gerente regional de Intel para Colombia, Venezuela, Ecuador, América Central y el Caribe. La fábrica de Intel en Costa Rica _cuya segunda planta estará lista a finales de 1998_ dispondrá de la misma tecnología de ensamble de microprocesadores que Intel utiliza en sus sedes de Estados Unidos, Israel, Irlanda, Malasia y China.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.