Domingo, 11 de diciembre de 2016

| 2006/02/19 00:00

Volver al futuro

El Congreso Mundial de telefonía 3GSM abrió las puertas a un nuevo mundo.

Cincuenta mil participantes, 962 compañías de telecomunicaciones y más de 1.500 periodistas y analistas se reunieron en Barcelona. La ciudad recibió ingresos superiores a 100 millones de euros

Cuando los colombianos recién estamos descubriendo que un teléfono móvil sirve más que solamente para hablar y apenas entramos en la fiebre de los mensajes de texto, Europa y Asia nos hacen parecer australopithecus afarensis, al anunciar las últimas novedades en comunicaciones inalámbricas: Televisión digital, Internet de altísima velocidad y Voz sobre IP. Estas fueron los noticias principales en el Congreso Mundial 3GSM, celebrado en Barcelona la semana pasada, la más importante reunión internacional de telefonía móvil.

La tendencia más excitante es la llegada de la televisión digital a los teléfonos. No se trata del video streaming, es decir, la descarga de material multimedia, que incluso está por estrenarse en el mercado nacional. No. Esto es recepción en vivo de transmisiones de televisión digital o, dicho de otro modo, convertir el teléfono en un verdadero televisor de bolsillo, pero superior, porque trae alta definición, interactividad y sonido estéreo. Los fabricantes pusieron el teléfono a rivalizar con los computadores y ahora quieren hacer lo mismo con los aparatos de televisión. Mark Selby, el arquitecto de la estrategia multimedia de Nokia, cree que lo lograrán porque el celular es el único dispositivo cuya penetración crece a ritmos asombrosos en todo el planeta (2.300 millones de usuarios a la fecha, y muy probablemente 3.000 en dos años más), en tanto que la televisión decreció en las dos últimas décadas y el PC se expande lentamente. La transmisión corre por una red diferente a la red que transporta la voz y los datos, por lo que la imagen fluye impecable, sin ruidos, retrasos ni congelamientos. En Barcelona, los más de 50.000 asistentes al congreso 3GSM vieron con sus propios ojos esta delicia tecnológica. En realidad, no sabemos qué tan bueno es que la televisión gane más ubicuidad de la que ya tiene, pero la experiencia multimedia que se logra hoy con estos aparatos es fascinante.

No obstante, la noticia más revolucionaria del evento y del negocio de las comunicaciones móviles fue la llegada de la Voz sobre IP a la telefonía celular. El concepto ya existía, pero Nokia dio el golpe con la introducción de los primeros teléfonos celulares con capacidad para Voz sobre IP. ¿Qué diablos significa esto? Que un usuario puede hablar utilizando la red GSM corriente o puede, si está cerca de un hotspot (un punto de acceso inalámbrico a Internet, como los que hay en aeropuertos, hoteles y parques), hablar utilizando el gratuito protocolo de Internet (como se habla desde Skype, por ejemplo). La principal ventaja de esto es la presión sobre las tarifas, que tendrán que caer en la medida en que más operadores se monten en este novedoso bus. Los minutos que el usuario pase hablando sobre la red IP serán muy baratos y, justamente por esa razón, los operadores se alejaron espantados cuando les plantearon esta posibilidad por primera vez. Su negocio es cobrar y explotar las costosas redes celulares que han instalado. Pero, finalmente, hay un modelo de negocio que parece viable y terminales de mediano costo a disposición.

Barcelona también significó un nuevo aire para la tecnología de tercera generación, anunciada con bombos y platillos hace unos años y que todavía no convence a los mercados internacionales. Para entenderlo mejor, Colombia se encuentra en la fase denominada generación 2.5, y Comcel ofrece un servicio llamado Edge, que se ubica en 2.7, con el que se navega más rápidamente a través de Internet. La tercera generación o 3G promete velocidades de transmisión superiores, pero su tasa de adopción no ha sido tan alta como se esperaba. Ahora existe una nueva tecnología que complementa a 3G y se conoce como Hsdpa, creada para que los operadores que ya tienen 3G mejoren notablemente su servicio sin invertir más. Con Hsdpa se puede navegar a velocidades de hasta 12 megas por segundo, muy superior -pero mucho- a una conexión de fibra óptica o Adsl. Estas alternativas podrían hacer que el teléfono se llegue a convertir algún día en el dispositivo preferido para conectarse a Internet y gestionar el correo electrónico.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.