Domingo, 22 de enero de 2017

| 2004/10/10 00:00

Vuelve y juega

En breve un nuevo proyecto de ley intentará llevar el 'software' libre a la administración pública.

Los ingenieros de sistemas colombianos se sientan a discutir sobre las ventajas del 'software' libre.

De nuevo un proyecto de ley sobre utilización del software libre en la administración pública será radicado en el Congreso. Hace un par de años esta iniciativa, presentada por el representante Gustavo Petro, fue retirada debido a la polémica que causó y a las pocas oportunidades que tendría de ser discutido en la comisión correspondiente, ocupada entonces en la ley de televisión. En aquellos días se le criticó la radicalidad de su propuesta: que el Estado solo pueda adquirir software libre, una decisión tomada y puesta en práctica ya en otros países, como Brasil, por ejemplo.

La razón de proponer cosas como esa no es otra que los exagerados costos de las licencias de software que las entidades gubernamentales pagan cada año. Un ministro gira puntualmente los cheques para licencias de Windows y Office mientras afuera los trabajadores protestan porque no se le han pagado sus salarios, o los hospitales son cerrados por falta de presupuesto. Eso ocurre frecuentemente en Colombia. No obstante, el país o el Congreso no estaba preparado para recibir una propuesta como la que se formuló entonces con miras a ahorrarle a la Nación sumas considerables. Lo están haciendo Alemania, Francia y España, pero en el Congreso colombiano sonó a apostasía y blasfemia.

El proyecto ha sido revisado y se redactó con una nueva formulación: la preferencia del Open Source sobre los programas licenciados en una licitación, la obligatoriedad de cuando menos incluir la opción del software libre en los procesos licitatorios. Ningún funcionario público que adquiera programas podrá encargar directamente productos Microsoft sin antes sopesar las ventajas que tendría utilizar software libre (casi gratuito) en lugar de las onerosas licencias tradicionales. Sirve, naturalmente, y el profesor Belford García, del Grupo Colibrí, un equipo de expertos de la Universidad Nacional que asesora la redacción del proyecto de ley, espera que esta vez, con un carácter más suave, la iniciativa encuentre eco en una sociedad como la nuestra, que acepta, por la sola fuerza de la costumbre y los efectos del marketing, que los programas de computador tienen que costar una millonada para que sean buenos.

Esta semana se realizará en Bogotá el XXIV Salón de Informática, organizado por la Asociación Colombiana de Ingenieros de Sistemas (Acis): el tema central será "Encontrando el camino hacia el 'software' libre". Resulta de gran importancia que los ingenieros, que generalmente toman las decisiones tecnológicas en las empresas y en las instituciones públicas, se sienten a reflexionar sobre las ventajas del software libre y escuchen durante tres días (13 al 15 de octubre) las presentaciones de expertos en la materia y los casos de éxito que valdría la pena replicar. Hay información sobre el evento en http://www.acis.org.co y también información acerca del proyecto de ley que será presentado en breve en el Congreso, en http://bachue.com/colibri/.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.