Domingo, 11 de diciembre de 2016

| 2007/02/24 00:00

La oficina en la palma de la mano

Los colombianos entraron en la onda de la movilidad; se pusieron de moda las tecnologías para llevar literalmente el escritorio en un teléfono celular.

La oficina en la palma de la mano

La insurrección contra los cables comenzó hace ya algún tiempo en el mundo, pero en el país la idea de cargar en el bolsillo el escritorio de trabajo se resistía a entrar. Por diferentes razones, entre ellas, los altos costos de los sistemas inalámbricos, y también el desconocimiento de los usuarios sobre las ventajas de este tipo de tecnologías. La industria ha vencido paulatinamente estos dos obstáculos y cada vez más colombianos se suman a la ola de los ejecutivos móviles, aquellos que utilizan el celular como herramienta de trabajo.

Desde un teléfono móvil se pueden realizar más tareas de las que cualquier usuario corriente imagina, entre ellas escribir documentos de texto, preparar presentaciones multimedia, revisar la contabilidad y chequear el correo electrónico. Recordemos que los teléfonos móviles disponen de un sistema operativo y por lo tanto se pueden instalar en ellos programas similares a los del computador, y se pueden mantener sincronizados los datos de uno y del otro. Desde luego, los aparatos ideales para hacerlo pertenecen a la gama alta de los llamados 'smart phones', máquinas mitad teléfono y mitad computador, que se pueden conectar a Internet o a las redes de las empresas y convertirse en un miniportátil muy útil, especialmente para ejecutivos viajeros o que pasan mucho tiempo fuera de la oficina.

Los primeros aparatos de este tipo que se popularizaron en el país fueron el Treo 650 y el Sony Ericsson P910, entre otros, pero recientemente han llegado al mercado nacional los afamados Blackberry, de uso extendido en Norteamérica, y los teléfonos para negocios de Nokia, como el E62.

En el mundo se venden cerca de 1.000 millones de teléfonos cada año, de los cuales la categoría de 'smart phones' apenas representa el 5 por ciento del total, pero su importancia es grande porque constituye una de las más atractivas fuentes de facturación para los operadores telefónicos, que aspiran a hacer de la transmisión de datos uno de sus principales negocios. La función más atractiva de estos teléfonos 'corporativos' es que sirven para gestionar el correo electrónico. Recientemente fue introducida en el país la plataforma Intellisync, que los operadores utilizan para prestar servicios de correo electrónico a las empresas. Los empleados de una compañía que utiliza estos servicios recibirán el correo directamente en sus teléfonos, sin necesidad de conectarse para chequear su cuenta, puesto que cada vez que un mensaje llegue a su casilla, el teléfono avisará de inmediato. Intellisync funciona sobre más de 100 modelos y marcas diferentes de teléfonos, pero, por supuesto, se saca más jugo con modelos avanzados con teclado Qwerty incorporado, que permiten escribir con facilidad mientras viaja o se encuentra fuera de la oficina.

Pero el correo electrónico móvil no es un lujo solamente para usuarios de sistemas empresariales. Cualquier persona puede configurar una cuenta de correo POP3, como las de Yahoo u otro proveedor, y gestionar su correo desde el teléfono. Los mensajes se leen se y escriben fuera de línea, así que el costo de conexión sólo ocurre mientras se descargan y envían los mensajes. Para ahorrar un poco, es recomendable contratar un 'paquete de datos' con el operador móvil, que permitirá gestionar el correo electrónico y navegar en Internet a menor costo. Otras aplicaciones populares actualmente son la información médica en sistemas hospitalarios y los sistemas de pedidos y despachos de mercancías. u

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.