Sábado, 10 de diciembre de 2016

| 2009/03/24 00:00

¿Qué va a pasar con el periodismo?

La incertidumbre sobre los ingresos y la forma en que las noticias deben suministrarse son retos clave para los medios de comunicación del siglo XXI. Varios directivos de medios de EE.UU. analizan el tema.

¿Qué va a pasar con el periodismo?

Los lectores y los escuchas no han abandonado al periodismo, afirmaron los responsables de los medios que participaron la noche del lunes en un foro sobre periodismo y políticas públicas en el National Press Club. Sin embargo, el modelo de negocio seguido por los periódicos es obsoleto, señalaron.

Las informaciones sobre despidos y descansos sin paga en periódicos de varias partes de Estados Unidos se han vuelto comunes en los últimos meses.

La empresa Gannett Co. que edita 85 diarios anunció el lunes que ha anunciado a la mayor parte de sus 41.500 empleados que por segunda vez en el año tendrán una semana libre sin salario. El mismo día, Advance Publications, que publica diarios en casi 24 ciudades, dijo que había ordenado descansos sin paga por 10 días y una congelación de pensiones en casi todos sus periódicos.

"No hay duda de que se trata de los ingresos, y hacia dónde van, cómo conseguirlos y cómo preservarlos", señaló el presidente de The Associated Press, Tom Curley. "No se trata de un mercado en descenso. Se trata de un mercado en ascenso. El problema es que los ingresos toman rumbos distintos".

Curley dijo que el fin del modelo de negocio en el cual la publicidad subsidió las noticias impresas está forzando a los medios a atender a sus lectores más que a los anunciantes en busca de ingresos.

"Tenemos que aprender del servicio de cable y de (la cadena de noticias) CNN y conseguir más dinero, más ingresos de los suscriptores, de los usuarios y los televidentes, y ese es el gran cambio", planteó Curley. Eso también significa que los medios noticiosos, sobre todo los tradicionales, deben aprender pronto a utilizar con más eficacia los instrumentos de la publicidad focalizada, indicó.

El presidente de CNN, Jon Klein, dijo que su cadena ha librado el descenso económico en el sector periodístico porque se instaló con firmeza en la televisión por cable y en las noticias por internet.

"Somos muy cuidadosos en la parte del costo porque cuando no se sabe con exactitud de donde van a provenir los ingresos, hay que ser cautos. Así que somos prudentes, pero estamos contentos donde estamos. No estamos en la modalidad de pánico", expresó.

Alberto Ibargüen, presidente del organismo promotor del periodismo Knight Foundation, dijo que junto al problema de los ingresos se encuentra el cambio psicológico que enfrenta el periodismo, y que lo está alejando del "consumidor de noticias" que lee o escucha informaciones para acercarlo al "usuario de noticias" que se relaciona con la información.

"Creo es el momento de experimentar", consideró Ibargüen.

Además de las cuestiones de los ingresos, el periodismo está frente a una nueva generación que utiliza los medios de comunicación de manera diferente, expuso Vivian Schiller, presidenta de la radioemisora pública National Public Radio. Entonces el desafío es, dijo, "cómo creamos la misma experiencia —en nuestro caso, NPR— satisfactoria para que (la nueva generación) siga con nosotros y en todas las plataformas".

Curley dijo que las oportunidades abundan a pesar de los actuales problemas económicos.

"Nuestra profesión va a tener cierto crecimiento enorme una vez que crucemos este valle, así que yo no cejaré", manifestó. "El siguiente par de años va a ser difícil, pero yo no cejaré".

El foro fue organizado por "The Kalb Report", un programa de la televisión pública dirigido por el periodista Marvin Kalb y copatrocinado por el National Press Club, la Universidad George Washington y el Centro Joan Shorenstein sobre Políticas de Prensa y Políticas Públicas de la Universidad de Harvard.
 
Por DOUGLASS K. DANIEL
WASHINGTON (AP)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.