Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 5/21/2011 12:00:00 AM

"Lo que ví en Itaguí"

En diciembre de 2006, después de que los jefes paramilitares fueron trasladados a la cárcel de Itagüí, el director de la misión de la OEA Sergio Caramagna fue a visitarlos.

En diciembre de 2006, después de que los jefes paramilitares fueron trasladados a la cárcel de Itagüí, el director de la misión de la OEA Sergio Caramagna fue a visitarlos. Según contó al embajador de Estados Unidos, nunca imaginó ver a los exparamilitares en una prisión de máxima seguridad "oscura, hacinada y húmeda". También compartió con los gringos que:

• Salvatore Mancuso estaba solo y temía por su vida y la de su familia. Según Caramagna, Mancuso se mostraba fuerte ante los exparamilitares, pero en privado se volvía un "pequeño niño asustado". Añade el delegado que el líder paramilitar estaba al borde de un colapso nervioso, y comparaba su situación con la de Carlos Castaño, asesinado por sus antiguos aliados.

• Carlos Mario Jiménez, alias 'Macaco', había creado un sistema interno de vales canjeables por dinero afuera de la cárcel, que repartía entre su gente de confianza. Para Caramagna, si 'Macaco' se quedaba más de seis meses allí, acabaría controlando el lugar.

• 'Don Berna' estaba tratando de mantener al grupo unido, e incluso mediaba con otros integrantes de grupos ilegales presos en Itagüí. Caramagna describió como "surreal" una reunión de tres horas que tuvo con 'Berna', el exlíder del EPL Francisco Caraballo y el negociador del ELN Juan Carlos Cuéllar. "Estaban hablando en tal armonía, era simplemente increíble", dijo.
 
Vea los cables en información relacionada
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.