Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 3/26/2011 12:00:00 AM

Wikileaks: Blindaje VIP

Los gringos invirtieron recursos considerables para blindar a la cúpula del gobierno. Usaron, incluso, detectores de micropartículas de explosivos.

Desde 2004, el gobierno de Estados Unidos estaba preocupado por la seguridad del presidente Álvaro Uribe; del vicepresidente Francisco Santos; del alcalde de Bogotá, Luis Eduardo Garzón, y de sus familias. Por eso designó un asesor estadounidense experto en seguridad VIP e invirtió importantes recursos en equipos de protección y entrenamiento de sus escoltas.

Los guardaespaldas de estas personalidades recibieron instrucción especial en operaciones defensivas motorizadas, manejo de armas, esquemas de formación de escoltas y ejercicios de tiro. Cada equipo recibió unos sofisticados artefactos conocidos como vapor tracers, que detectan partículas microscópicas de explosivos de manera inmediata. Y Washington planeaba financiar una academia de formación de seguridad VIP dentro de la Policía Nacional.

Pero a pesar de invertir tantos recursos, la seguridad VIP tuvo sus fallas. El vehículo del vicepresidente Francisco Santos, que Estados Unidos le compró a la compañía Blindcorp, tenía el máximo nivel de blindaje y estaba engallado con luces tipo strobers y sirenas nuevas. Pero en pleno viaje el motor falló, la cabina se llenó de humo y el vice se quedó varado en la calle. Y el vehículo asignado al alcalde Garzón estuvo guardado en un garaje por varios meses, por demoras en el proceso de registro cuando llegó al país y por la tramitología con la compañía aseguradora.


Lea los cables sin editar en información relacionada
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.