Publicado: 09/07/2019

La herencia del gobernador

La herencia del gobernador

El próximo 23 de agosto, magistrados de la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) visitarán Riohacha para escuchar a las víctimas del conflicto armado. Dentro de quienes serán oídos en audiencia está Dellys Acosta Brito, quien ha venido denunciando el exterminio de su familia. Ella le manifestó a SEMANA que ese día declarará acerca de la responsabilidad que le cabe en esos hechos al gobernador encargado de La Guajira, Wilbert Hernández Sierra, a su sobrino, Víctor Iván Ojeda Hernández, y a la prófuga hermana del mandatario Daisy Hernández Sierra, a quienes acusaría del rearme de estructuras herederas del paramilitarismo en la península.

En contexto: Los cada vez más serios cuestionamientos sobre el gobernador (e) de La Guajira

La familia Acosta le envió una carta al procurador general de la nación, Fernando Carrillo, en la que le solicitan separar del cargo al mandatario encargado porque los asesinatos ejecutados a miembros de su familia —el último en diciembre de 2018, que cobró la vida de un menor de edad— han sido cometidos en el mismo departamento donde hoy manda Hernández Sierra, quien fue nombrado por el presidente Iván Duque pese a este y otros cuestionamientos.

SEMANA.COM COPYRIGHT©2019 PUBLICACIONES SEMANA S.A.
Todos las marcas registradas son propiedad de la compañía respectiva o de PUBLICACIONES SEMANA S.A. Se prohíbe la reproducción total o parcial de cualquiera de los contenidos que aquí aparezca, así como su traducción a cualquier idioma sin autorización escrita de su titular.