Publicado: 24/08/2019

Proyecto sobre cadena perpetua, una perdedera de tiempo

Proyecto sobre cadena perpetua, una perdedera de tiempo

El debate sobre la cadena perpetua para violadores de menores es una bandera electoral rentable, pero una pérdida de tiempo. Si a ese delito se le aplica la pena máxima de 60 años, cualquier violador de 25 años quedaría libre a los 85. En un país donde la esperanza de vida es de 75 equivale prácticamente a cadena perpetua. Además, tratándose de un delito que tiene 97 por ciento de impunidad lo lógico sería botarle corriente a la captura de los culpables y no a hacer populismo punitivo. Por otra parte, se llegaría al absurdo de que violar a un menor merece una pena mayor que asesinarlo.

SEMANA.COM COPYRIGHT©2020 PUBLICACIONES SEMANA S.A.
Todos las marcas registradas son propiedad de la compañía respectiva o de PUBLICACIONES SEMANA S.A. Se prohíbe la reproducción total o parcial de cualquiera de los contenidos que aquí aparezca, así como su traducción a cualquier idioma sin autorización escrita de su titular.