Tendencias
Daniel Quintero, alcalde de Medellín
Manuel Villa Mejía, secretario de Federico Gutiérrez durante su Alcaldía en Medellín, desmiente a Daniel Quintero y comparte foto en la que el actual mandatario usa el videowall con supuestos sobrecostos. - Foto: Tomada de la cuenta @quinterocalle

actualidad

Daniel Quintero sigue utilizando ‘videowall’ del que acusa a Fico Gutiérrez de comprar con sobrecosto

El alcalde de Medellín afirmó que el exmandatario compró un televisor por $95 millones de pesos. Sin embargo, Manuel Villa Mejía lo desmintió y aseguró que la adquisición fue un sistema de cuatro monitores para tener acceso al sistema de videovigilancia de la ciudad.

Una vez se conoció la millonaria compra de electrodomésticos y enseres para las casas de Gustavo Petro y Francia Márquez, algunas figuras de la política nacional criticaron al Gobierno, mientras que otras lo defendieron. Asimismo, hubo quienes escarbaron las adquisiciones de exmandatarios nacionales, como Iván Duque, y locales, como Federico Gutiérrez.

El alcalde de Medellín, Daniel Quintero, publicó en Twitter que Gutiérrez, exalcalde de la capital antioqueña, compró un televisor Samsung de 55 pulgadas por un valor de $95 millones de pesos para su oficina. “Tienen rabo de paja y acerca a la candela”, trinó.

Apenas horas después, hubo quienes salieron en defensa del también excandidato a la Presidencia por el movimiento Equipo por Colombia. Se trató del secretario durante su mandato, que en algún momento llegó a ser designado como alcalde encargado de Medellín, Manuel Villa Mejía.

Villa Mejía aseguró que Daniel Quintero mintió con lo publicado en Twitter. Según él, la compra no fue de un televisor, como tampoco fue por $95 millones de pesos. Asimismo, explicó que la url compartida por el mandatario no corresponde a la del contrato.

“Veamos quién tiene rabo de paja: Según el presupuesto oficial publicado en Secop, en el ítem 2.2.1.1, el valor es de $77 millones y lo comprado NO es un televisor sino un videoWall compuesto por 4 pantallas de 55″ cada una. Lo anterior puede comprobarse en el siguiente link, porque el que usted comparte, como era previsible, no es el indicado”, sustentó Villa en primera instancia.

Pero el secretario de Federico Gutiérrez no detuvo su explicación ahí. Indicó que no se trata, ni siquiera, de cuatro televisores, sino de todo un sistema tecnológico para que, entre otras cosas, desde la oficina del alcalde, se pudiera tener acceso al sistema de videovigilancia de la ciudad.

“En este caso, a diferencia de lo ocurrido con los televisores de Presidencia, no se trató de dotar residencias privadas, sino de la dotación de la oficina del alcalde, cambiando un televisor con problemas por un videoWall que usted ha disfrutado hasta para ver al Papa”, trinó Manuel Villa Mejía, al tiempo que compartió una fotografía de la cuenta en Instagram de Daniel Quintero, en la que observa al Papa Francisco desde los equipos adquiridos por Federico Gutiérrez.

“La administración de Federico Gutiérrez entonces NO pagó $95 millones por un televisor de 55 pulgadas. El valor por usted maliciosamente reseñado incluye 4 televisores y otros componentes conexos de tecnología, instalación, transporte, etc…”, concluyó.

La polémica por las compras de Presidencia

Desde el pasado domingo, uno de los temas de debate público en Colombia ha sido la compra de estufas en vitrocerámica, plumones y un televisor de 80 pulgadas para las casas privadas de Gustavo Petro y Francia Márquez debido al millonario rubro que se destinó para ellos. No obstante, este 4 de octubre, el Presidente de la República justificó que la inversión tuvo como objetivo dignificar al personal del Palacio de Nariño.

“¿Sabían que compra de colchas cobijas y sábanas tenía como uno de sus propósitos que las personas del servicio tuvieran las mismas comodidades que los huéspedes en el Palacio de Nariño? Lo que encontramos fue discriminación absoluta frente a su comida y sus habitaciones”, sustentó Petro.

El jefe de Estado además explicó: “Así quedaron las habitaciones de las personas que atienden los servicios de las casas. Tienen las mismas colchas y sabanas de la habitación de mi hija. ¿Sabían que revisados minuciosamente compra por compra, ningún articulo comprado presentó sobrecostos?”.

Y concluyó: “El costo de rehabilitación de las casas de huéspedes en que efectuó mi gobierno es diez veces más bajo que en el 2014 y tres veces más bajo que en el 2018″.