grupo río bogotá

¿Cuáles son los retos que tiene la recuperación del río Bogotá?

La correcta disposición de residuos desde la fuente, el trabajo con las comunidades para cambiar sus hábitos, articular a todos los actores de un municipio y potenciar la participación ciudadana, son algunos esfuerzos fundamentales para salvar este afluente.


* Este es un contenido periodístico de la Alianza Grupo Río Bogotá: un proyecto social y ambiental de la Fundación Coca-Cola, el Banco de Bogotá del Grupo Aval, el consorcio PTAR Salitre y la Fundación SEMANA para posicionar en la agenda nacional la importancia y potencial de la cuenca del río Bogotá y  sensibilizar a los ciudadanos en torno a la recuperación y cuidado del río más importante de la sabana.

Recolectar envases a gran escala, trabajar con las comunidades para cambiar sus hábitos en el uso del aceite de cocina, articular a todos los actores de un municipio y potenciar la participación ciudadana, son cuatro casos de esfuerzos sostenidos de largo aliento convertidos en pilares para fortalecer la recuperación del río Bogotá.

Durante el tercer panel del foro digital ¿Cómo va la recuperación del río Bogotá?, denominado Retos a futuro, se habló sobre lo que se puede hacer para recuperar el río. Cuatro invitados, en representación del sector empresarial, de las organizaciones medioambientales, de la administración local y de los organismos de control, hablaron al respecto.

Le puede interesar: ¿Conoce las megaobras que van a descontaminar al río Bogotá?

Juan Sebastián Jiménez, director de asuntos públicos y comunicaciones de Coca Cola, uno de los aliados estratégicos de la Alianza Grupo Río Bogotá, destacó el desafío local y global emprendido por esta compañía de recolectar para 2030 la totalidad de los envases que produjo y están esparcidos en los cinco continentes. Reveló que, a la fecha, han logrado recoger seis de cada diez botellas.

“Agradecemos al Gobierno, a través del Invima, que nos aprobó, luego de varios estudios de calidad y certificación de materiales, la utilización hecha 100 por ciento en material reciclable. Creo que es el norte y el camino al que debemos llegar con la economía circular. Para nosotros ha sido un trabajo incansable y todos los días seguimos buscando aumentar los índices de recolección”, aseguró.

Son varias las acciones de largo plazo que vienen generando repercusiones favorables en la recuperación del río Bogotá, en el tercer pánel del Gran Foro se conocieron algunas de las más destacadas. Foto: Nicolás Acevedo

Camilo Prieto, director del Movimiento Ambientalista Colombiano, contó la experiencia adelantada en el municipio de Villapinzón que busca cambiar los hábitos en el uso aceite de cocina, cuyo vertimiento por el lavaplatos al llegar al río Bogotá lo cubre reduciendo el ingreso de luz y generación de oxígeno. En otras palabras, dijo que un litro de ese material afecta a 1.000 litros de agua.

Con el apoyo de la alcaldía municipal y de una empresa, esta organización involucró a la comunidad a la que le entregó 1.000 litros de aceite con el compromiso de recuperarlo. Contó que, actualmente, ha recuperado 245 litros y este material ya se está empleando en un proceso de economía circular para la producción de biodiesel.

Andrés Porras Vargas, alcalde de Tocancipá, aseguró que en este municipio, con vocación industrial desde hace 30 años y residencial desde hace una década, se han realizado “altas inversiones” en saneamiento básico, acciones que, según recalca, son fundamentales a la hora de tomar decisiones en el campo del ordenamiento territorial.

La generación de cultura, uno de los retos para cambiar la postura de los ciudadanos y el sector productivo que vive en la cuenca del río Bogotá para promover su recuperación.

En este municipio, según recalcó, hay cinco plantas de tratamiento de aguas residuales y una sexta, especializada en industria, está en la fase final de construcción. También dijo que han inyectado recursos en procesos de separación de aguas lluvias y residuales. “La vida de este río, sin duda, ha mejorado y mucho ha tenido que ver la intervención judicial que viene realizando la magistrada Nelly Villamizar”, manifestó.

Te invitamos a leer: 40 alcaldes de la cuenca del río Bogotá piden más apoyo para salvarlo

La doctora Martha Eugenia Lúquez, facilitadora de la agenda ciudadana del río Bogotá de la Contraloría General de la República, destacó la activa participación de la comunidad en los recientes 14 años en pro de sacar adelante acciones que favorezcan la descontaminación del principal afluente de la capital. Sin embargo, planteó el reto que incumbe a la totalidad de la población.

“Lo único que he hecho es poner el servicio público al servicio de una causa en la que cada uno de los 10 millones mal contados de habitantes de la cuenca del río Bogotá despierten al hecho histórico de hacer parte de este territorio, de esta cuenca y de este río y que muchas veces no sabemos. Todavía hay muchos habitantes que no son conscientes de dónde toman agua y dónde van a parar sus desechos”, explicó.

Crear cultura

El tramo final del panel buscó responder la pregunta de cómo generar cambios culturales y, a partir de los mismos, construir ciudadanía en torno al río Bogotá.

Juan Sebastián Jiménez, de Coca Cola, afirmó, “Es un llamado para empezar a cambiar nuestro modo de consumo y de disposición de residuos. En este punto, es importante decir que los niños y los jóvenes tienen en sus manos el poder de salvar nuestro planeta”.

Camilo Prieto, director del Movimiento Colombiano, aseguró, por su parte que “En el mundo tenemos suficientes seres humanos trabajando en la transformación y en el cambio constante de la materia, de la energía y de los ecosistemas, pero ¿cuántos humanos están enfocados en su cuidado?”.

De otro lado, Andrés Porras, alcalde de Tocancipá, recomendó a sus colegas “aprovechar la institucionalidad para poder gestionar. El cuidado del río no es solo con recursos propios sino que, por ejemplo, la Corporación Autónoma (CAR) ha dado muy buenos recursos para el tema de alcantarillado y el tema de tratamiento de aguas residuales”.

Te recomendamos mirar: El desarrollo de la capital debe ser entorno al río Bogotá

Por último, la doctora Lúquez, de la Contraloría, valoró el aporte de la Alianza Grupo Río Bogotá en aumentar el flujo informativo y generar sinergias entre actores de diversa índole, y aseguró “que cualquier esfuerzo que hagamos para mover personas y promoverlas es magnífico. Desde la Contraloría General de la República tenemos la invitación a la ciudadanía de que la gestión hay que construirla y la herramienta maestra es la gestión pública”.