Tendencias
Este año la administración distrital ha sembrado más de 600 árboles en humedales de Bogotá. Foto: SDA - Foto: SDA

grupo río bogotá

EN VIDEO: Reverdecen el humedal Capellanía con más de 400 árboles

Arrayanes, mano de oso y cerezo, son algunos de los ejemplares que sembró la Secretaría de Ambiente junto con la comunidad en este cuerpo de agua, ubicado en la localidad de Fontibón. Estos árboles ayudarán a regenerar parte de este ecosistema rico en biodiversidad.

Este es un contenido periodístico de la Alianza Grupo Río Bogotá: un proyecto social y ambiental de la Fundación Coca-Cola, el Banco de Bogotá del Grupo Aval, el consorcio PTAR Salitre y la Fundación SEMANA para posicionar en la agenda nacional la importancia y potencial de la cuenca del río Bogotá y  sensibilizar a los ciudadanos en torno a la recuperación y cuidado del río más importante de la sabana.

La contaminación, el concreto y el cambio de uso del suelo son algunas de las amenazas que enfrentan los cuerpos de agua, como los humedales. En Bogotá, por ejemplo, el cemento sepultó el 98 por ciento de estos ecosistemas y hoy en día solo existen 726 de las 50.000 hectáreas que en algún momento fueron humedales. Estas conforman los 15 parques distritales de humedal de la capital. 

Las amenazas, sin embargo, aún se mantienen, y estos cuerpos de agua deben luchar a diario para sobrevivir.  Una de las estrategias para lograrlo ha sido la siembra de árboles en estos ecosistemas. Esta vez la oportunidad fue para el humedal Capellanía, ubicado en la localidad de Fontibón, en donde sembraron 426 ejemplares. 

Puede leer: Río Bogotá: ¿A qué le apuestan los alcaldes de la cuenca para recuperarlo?

Chilco, arboloco, amargoso, arrayán, espino garbanzo, ciro, mano de oso y cerezo, fueron algunas de las especies escogidas con los debidos criterios de restauración ecológica, que llegaron a reverdecer este pulmón del occidente de la capital.

En la última visita al humedal Capellanía, la Fundación Humedales Bogotá registró 32 especies de aves. Foto: SDA

La iniciativa hace parte de la meta del Plan de Desarrollo de la Alcaldía de Claudia López, la cual contempla sembrar 802.000 árboles en Bogotá. Este año han logrado plantar más de 40.000 ejemplares, de los cuales más de 600 han sido en humedales. 

“La Administración Distrital continúa con el compromiso de reverdecer a Bogotá, ya son más de 40.000 árboles nuevos en diferentes ecosistemas y seguiremos plantando más en lo que queda de este año”, dijo Julio César Pulido, subsecretario de Ambiente. 

En un trabajo conjunto con la comunidad, la Secretaría y Aguas de Bogotá sembraron estas especies vegetales que estaban en viveros de la autoridad ambiental. Los participantes tuvieron turnos de ingreso para evitar aglomeraciones en el marco de la pandemia. 

Le recomendamos: EN IMÁGENES: Una farmacia a más de 3.000 metros de altura

“Estamos devolviéndole a la Tierra parte de lo que le hemos quitado y estos ecosistemas son muy importantes en nuestra ciudad para poder regular nuestro clima, para tener espacios, oasis para la avifauna, para los roedores, para esas funciones de amortiguación que cumplen los humedales. Hoy estamos devolviendo parte de lo que hemos quitado en la construcción de esta ciudad”, explicó Pulido. 

Pese a los embates que aún enfrenta este humedal, la biodiversidad se impone en sus 27 hectáreas. Según la última visita de Fundación Humedales, hay 32 especies de aves registradas, algunas de ellas son el cardenal, la cotorrita de anteojos, el sirirí pequirrojo y el garrapatero mayor. También hay avifauna migratoria como la piranga escarlata y el busardo aliancho. Incluso hay registros de reptiles como la serpiente sabanera.

Los humedales ayudan a prevenir inundaciones, a limpiar el agua, a regular el clima y a respirar un aire más puro. Foto: SDA

En cuanto a flora, algunas especies registradas son el duraznillo, ciro, chilco, arboloco y cedro. Así como el junco, enea, sombrilla y lentejita, que son acuáticas. Esto explica que Capellanía sea uno de los humedales Ramsar de Bogotá.

“Este es el momento perfecto para retribuir al medioambiente todo lo que nos brinda. Es una actividad muy productiva, los humedales son un pulmón de Bogotá”, expuso Iván Mauricio Torres, habitante del sector. 

Le sugerimos: EN VIDEO: Bebés de aves convierten en guardería los humedales de Tocancipá

Garantizar el bienestar de estos cuerpos de agua es clave porque ayudan a prevenir inundaciones, a limpiar el agua, a regular el clima y a respirar un aire más puro. Además, albergan cientos de especies de fauna y flora que los mantienen con vida. 

La ciudadanía juega un papel fundamental en la recuperación de los humedales, pues el trabajo de las entidades públicas y privadas nunca será suficiente si las personas siguen dándole la espalda a estos cuerpos de agua. 

Reconocer la importancia de estos ecosistemas puede ser el primer paso para protegerlos. Sin embargo, prácticas sencillas y del día a día como reciclar correctamente, ahorrar agua y no verter residuos contaminantes como el aceite de cocina por los sifones de la casa, puede ser un gran aporte.