Preso aprovechó su extrema delgadez para fugarse de la cárcel La Picota de Bogotá
Las cárceles en Colombia generalmente tienen fuertes problemas de hacinamiento y reincidencia de los privados de la libertad. - Foto: Getty Images

antioquia

Inédita propuesta: municipio de Colombia quiere habilitar una cárcel de puertas abiertas

Le propusieron un modelo de justicia restaurativa al Gobierno y ya tienen el dinero para ejecutarlo.

Durante el Foro de Justicia Restaurativa de la Cámara de Comercio de Medellín, que contó con la asistencia del ministro de Justicia, Néstor Osuna, la Alcaldía de Titiribí, un municipio del suroeste antioqueño, presentó una insólita propuesta con la que busca darle un giro al sistema penitenciario de la región.

Se trata de una cárcel de puertas abiertas, cuyo objetivo primordial será permitir la resocialización de las personas que se encuentran privadas de la libertad.

“Con el centro penitenciario en Titiribí buscamos dignificar las condiciones de las personas privadas de la libertad, reduciendo la reincidencia y mejorando la prestación del servicio de Policía”, aseguró el director de Seguridad Ciudadana, Convivencia y Acceso a la Justicia de la Gobernación de Antioquia.

El primer paso para poner en pie el proyecto, según han advertido, es restaurar la cárcel de titiribí, que en la actualidad no está en funcionamiento.

“El modelo de justicia restaurativa equivale a lo que en la medicina se llama la prevención”, aseguró por su parte el alcalde de Titiribí, Jaime Humberto Salazar, durante su intervención en el Foro de Justicia Restaurativa de la Cámara de Comercio de Medellín.

Aseguró que con la creación de esta cárcel no solo buscarán que los privados de la libertad tengan una mejor calidad de vida, sino que realicen trabajos que permitan reparar a la sociedad y que incluyen varios campos de la agricultura y la industria locales.

“Uno se sueña con que los privados de la libertad sindicados de la cárcel de Titiribí salgan a trabajar a unas granjas que se están haciendo allí, de empresarios muy importantes de aguacate hass, de limón tahití, en trabajos de marroquinería, en trabajos de adiestramiento de mulas”, explicó el alcalde Salazar.

Según sostuvo Salazar en su intervención, el objetivo es que las personas privadas de la libertad realicen estas actividades durante el día y regresen al centro penitenciario a pagar su condena durante la noche. Así mismo, ha puntualizado que esta posibilidad solo aplicara para personas sindicadas que hayan cometido delitos menores.

El mandatario local también aseguró que la idea también es crear tejido social y generar una relación más cercana entre los privados de la libertad y la comunidad con la que deben trabajar.

“Nada hacemos con tener ahí a 100 personas hacinadas y sin un proyecto de vida que ofrecerles”, puntualizó el alcalde de Titiribí.

Ya les autorizaron 1.500 millones de pesos

Para materializar el proyecto, la Gobernación de Antioquia ya anunció que está alistando cerca de 1.500 millones de pesos. Y las reuniones técnicas para remodelar la cárcel y afinar los detalles del nuevo modelo, que podría ser usado como piloto para el resto de Colombia, ya se están llevando a cabo.

Así lo aseguró a través de su cuenta de Twitter, Juan Guillermo Sepúlveda, quien es director de la Fundación Colombia Restaurativa, que ha asesorado a la Alcaldía de Titiribí durante todo el proceso.

Mientras tanto, el ministro Osuna mostró disposición a apoyar la propuesta. “Celebro muchísimo esa idea. Nos comprometemos a que esa experiencia piloto no solo sea exitosa, porque tiene que serlo, sino que hagamos a partir de ella un ejemplo para toda Antioquia y para todo el país”, indicó el ministro.

Osuna aseguró que si la academia, el Estado y las empresas se ponen como prioridad la resolución del problema penitenciario, el país podrá llegar a una sociedad con menos delitos. Explicó que esto podría lograrse a través de la justicia restaurativa, pues permitiría brindarles mejores proyectos de vida a las personas privadas de la libertad, lo cual a su vez reduciría las probabilidades de que vuelvan a las actividades criminales y cometan nuevos delitos.