bogotá

Urgente | Emergencia en colegio de Bosa por posible fuga de gas: 41 estudiantes resultaron intoxicados

Algunos estudiantes ya fueron estabilizados, pero otros siguen recibiendo atención médica.


Una emergencia se vivió este martes 26 de julio en el Colegio Brasilia de Bosa, ubicado en la calle 52A sur con carrera 87D, al sur de Bogotá, por una posible fuga de gas que generó la intoxicación de 41 estudiantes de diferentes edades. No se descarta que sean más los menores afectados.

Los menores recibieron atención de primeros auxilios en el lugar. Varios estudiantes afectados ya fueron estabilizados, pero hay otros que aún están siendo atendidos en varias ambulancias que se acercaron a la institución educativa. El Cuerpo de Bomberos también hizo presencia en el colegio.

La posible fuga de gas obligó a la evacuación de todos los estudiantes y personal docente y directivo del colegio Brasilia.

Al respecto, Gerardo Martínez, subdirector operativo del Cuerpo Oficial de Bomberos de Bogotá afirmó: “Siendo las 10:41 de la mañana, fue activado el cuerpo de Bomberos para atender un incidente con sustancias peligrosas que involucró al colegio Brasilia, sede A, de la localidad de Bosa”.

Martínez especificó que hubo la necesidad de evacuar a 1.100 personas, “se atendieron 41 menores, de los cuales a 5 hubo la necesidad de generarles el traslado correspondiente. En estos momentos las estaciones de Kennedy, Fontibón y el Grupo Especializado de Cuerpos Peligrosos, se encuentran realizando la investigación correspondiente”.

La Secretaría Distrital de Salud informó que los pacientes que requirieron traslado están siendo atendidos en el Hospital Patio Bonito Tintal, Hospital Bosa y Cruz Roja Alquería.

Las intoxicaciones en los colegios, lamentablemente, se han vuelto bastante recurrente en Bogotá. Recientemente, algunos padres de familia de los estudiantes del colegio Villemar del Carmen, ubicado en la localidad de Fontibón, occidente de Bogotá, denunciaron la ingesta de Viagra de sus hijos en el marco del desarrollo de una actividad de integración estudiantil.

Según las denuncias y testimonios de los padres, en un compartir estudiantil, en donde los alumnos comparten los alimentos que llevan, en una gaseosa habrían disuelto el medicamento.

“Mi hijo me dijo, ‘mamá, parece que me dieron algo’, porque habían propuesto una actividad de compartir, que es donde rotan los alimentos y comparten la comida. Al rato vuelve y me escribe el niño y me dice que le dieron Viagra en una gaseosa”, dijo Johanna Herrera, mamá de uno de los menores afectados en su momento.

Una vez empezaron a sentirse mal, los niños dieron aviso a los profesores y a sus padres por medio de llamadas y mensajes, por lo que se vivieron momentos de alerta en la institución educativa.

“En ese momento el niño se puso a llorar y me dijo que tenía miedo, que el corazón le latía muy rápido y que sentía ansiedad”, agregó Herrera.

Por otro lado, en marzo, también se conoció la intoxicación de varios estudiantes en el colegio del Distrito Gerardo Paredes, ubicado en la localidad de Suba, al noroccidente de Bogotá.

Inicialmente, se había hablado que la intoxicación obedecía a comida, pero posteriormente la Secretaría de Educación de Bogotá indicó que las causas estarían relacionadas con el consumo de drogas.

“Al parecer se presenta un caso de consumo de sustancias psicoactivas, lo que genera malestar general en presencia de estudiantes de otros grados”, dijo la entidad para la época de los hechos.

En esa ocasión fueron 9 los niños que resultaron afectados y fueron trasladados de urgencias del Hospital de Suba de la Subred Integrada de Servicios de Salud Norte.

Intoxicación masiva en hospital de Santander

El pasado 22 de julio se conoció un caso masivo de intoxicación en el Hospital Universitario de Santander (HUS), donde las autoridades de este centro asistencial investigan los procedentes que pusieron en alerta a más de 40 médicos con estos síntomas.

Este hospital ubicado en la ciudad de Bucaramanga informó que se dio inicio a un proceso de investigación para determinar si hubo o no intoxicación en los médicos internos y residentes que laboran en este lugar.

De acuerdo con lo informado, estas personas habrían consumido alimentos entregados por una empresa contratista encargada de la logística de este reconocido centro de salud.

La intoxicación alimentaria es una afección que se presenta cuando una persona come alimentos contaminados por bacterias, virus y parásitos.

“Los organismos infecciosos o sus toxinas pueden contaminar los alimentos en cualquier momento del procesamiento o la producción. Si los alimentos se manipulan o cocinan de manera incorrecta, la contaminación también puede producirse en el hogar”, precisa el instituto de investigación Mayo Clinic.