tecnología

¿Televisor convertido en computador? Colombianos crean novedoso dispositivo para lograrlo

Vencer la brecha digital y ofrecer computadores asequibles son los principales objetivos de los hermanos Sebastián y Aura María Salazar.

1/3/2021
Obtenga acceso al contenido exclusivo para suscriptores y a todo nuestro contenido digital por
$8.250 al mes
Realice un único pago de $99.000* por 12 meses
*Plan de renovación automática
*Aplican términos y condiciones
Suscríbase ahora
Cancele en cualquier momento
¿Ya es suscriptor? Inicie sesión  aquí
Durante 2020 fue necesario hacer el tránsito hacia la virtualidad, pero no todos los colombianos pudieron sumarse al cambio porque no contaban con las herramientas para hacerlo: algunos no tenían conexión a Internet y otros ni siquiera un computador.
Por ello, los hermanos Sebastián y Aura María Salazar se propusieron desarrollar una solución tecnológica enfocada en reducir esa brecha digital.
La startup Qinaya, basada en Bogotá, recaudó 200.000 dólares en una ronda de inversión semilla para impulsar la producción en masa de Qinaya 3 Play, un dispositivo inteligente con el que, afirman los emprendedores, cualquier televisor puede convertirse en computador a través del poder de la nube.
La inyección de capital ha sido liderada por la firma Breakthrough Capital, la cual venía trabajando en la idea junto a los jóvenes colombianos.
Sebastián Salazar, CGO de Qinaya, le dijo a Forbes que los recursos estarán destinados “sobre todo para mantener nuestros servidores, el desarrollo inicial del producto y el equipo de desarrollo”.
“En adelante vamos a invertir cada vez más en adquisición de usuarios, en la segunda versión del dispositivo, así como en hacer de Qinaya una plataforma cada vez más potente, confiable y asequible. Tenemos, por ejemplo, que invertir cada vez más en nuestra tecnología de compresión”, complementó su hermana y COO de la compañía, Aura María Salazar.
Sobre el dispositivo
Los emprendedores desarrollaron esta solución tecnológica en Colombia, pero las cajas inteligentes se fabrican en China. Este dispositivo funciona con Qinaya Compu que posibilita la navegación, reproducción de contenidos multimedia y creación de documentos mediante la conexión al sistema operativo Android y a Internet.
Sus creadores destacan cuatro ventajas:
¿Qué necesita para instalarse? Se debe contar con cuatro cosas: cualquier televisor, un TV box Android (caja inteligente), la aplicación Qinaya Compu y los demás accesorios como un mouse y teclado, que van conectados al TV box.
Los emprendedores afirman que han superado las 5.000 ventas de estos dispositivos a través de Mercado Libre y otros proveedores independientes. De igual forma, esperan convertirse en una alternativa viable para entidades de educación superior y compañías de telecomunicaciones, por lo que están incursionando en un canal institucional.
Según Aura, “más del 50 % de las ventas han sido por fuera de las grandes ciudades, demostrando que se está abriendo el mercado y masificando”. Y continúa: “Estamos creciendo aceleradamente, nos gusta movernos rápido, y estamos trabajando tras ese gran propósito de servir a más familias colombianas”.
De acuerdo con sus datos, solo el 35 % de los hogares latinoamericanos tiene acceso a Internet y al menos el 90 % tiene un televisor.
Con este hardware, los hermanos emprendedores pretenden reducir la brecha digital que tanto dificulta la inclusión tecnológica de varios colombianos.

Copyright © 2022 Publicaciones Semana S.A.

Publicaciones Semana S.A.

Últimas noticias

Nuestras marcas

Acerca de nosotros

Contáctenos

Nuestra App

Protección del Consumidor

Siganos:

Facebook

Twitter

Youtube

Instagram

Recuerde: Las únicas cuentas habilitadas para realizar consignaciones por el concepto de suscripciones y renovaciones a nombre de PUBLICACIONES SEMANA S.A con NIT 860.509.265 -1, son: Banco de Bogotá: Cuenta Corriente Número 00033073-8 Bancolombia: Cuenta de Ahorros Número 040-359946-75

Todos las marcas registradas son propiedad de la compañía respectiva o de PUBLICACIONES SEMANA S.A. Se prohíbe la reproducción total o parcial de cualquiera de los contenidos que aquí aparezca, así como su traducción a cualquier idioma sin autorización escrita de su titular.