Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×
Semana.com | Artículos de Marco Tulio Gutiérrez Morad

Opinión

  • Marco Tulio Gutiérrez Morad

  • Nunca el país realizó un acuerdo para derrotar la desigualdad y ante las coyunturas que hoy enfrentamos, parece que es el mejor momento para realizarlo. El presidente Duque lo quiere y el país lo exige, ¿porque no materializarlo?

  • Es fundamental entender que todos tenemos posiciones políticas frente a cualquiera de los líderes de nuestro país, pero llegar al grado de ofender sin argumentos, valiéndonos solo de juicios de valor que provienen de fuentes informativas irresponsables e incluso falsas, solo nos hace quedar como unos torpes.

  • El vencimiento de los términos solo está operando para los casos que más susceptibilidad causan dentro de la opinión pública por el nivel de la lesividad del delito cometido, hecho que como tal es imputable a la Fiscalía, pero asimismo, ¿cuántos miles de colombianos están privados de su libertad injustamente?

  • Muchos médicos regresan al país con la ilusión de iniciar cuanto antes sus labores y ponerse al servicio de la sociedad, sin embargo casi todos encuentran un común denominador: la convalidación de sus estudios.

  • No podemos seguir aceptando la violencia como vía de diálogo, no se puede convalidar que los escenarios para mitigar las diferencias conlleven a la laceración de los derechos de los otros, no podemos aceptar que las vías de hecho sean los mecanismos de solución de nuestras controversias.

  • Las democracias fuertes lo son, cuando el aparato electoral merece y brinda credibilidad absoluta. En Colombia hoy es muy cuestionado el sistema electoral porque los ciudadanos no advierten del CNE acción alguna que brinde credibilidad de los candidatos a escoger.

  • La situación actual de Bogotá Distrito Capital requiere ser revisada a fin de ponderar la dimensión del gigantesco problema que ha de enfrentarse y por decir lo menos, constitucionalmente revisar y ajustar el alcance de esta problemática. 

  • Presidente, no tenga temor, convoque a los santistas, a los uribistas a los turbayistas, a los verdes, a los azules, a los rojos, a petristas y peñalosistas, a los ateos y los creyentes. Tome el liderazgo del país de las mayorías y decrete un "estado de toque de queda" contra lo inmoral, devuelva el fervor a nuestras instituciones, declare que los niños en Colombia son la razón principal del Estado.

  • Históricamente Colombia en cada elección deja un recuerdo marcado por la controversia y en donde son más las dudas que las certezas, al punto que hoy en día los candidatos a elección de cargos públicos, previo al certamen electoral han de contar con los servicios de abogados especialistas en la materia, ya que al final del camino, la entrega de las credenciales queda supeditada muchas veces a diferentes instancias judiciales.

  • La peor sensación de las ciudades es la de la desmedida inseguridad ciudadana, el caso de todas las urbes de Colombia comienza a inquietar y por ello obliga que el Gobierno central, en cabeza de la Presidencia de la República, y de las Alcaldías y autoridades territoriales en conjunto con la Policía Nacional en consonancia con el Congreso de la República, se ocupen del tema y consigan devolverle al ciudadano el clima de tranquilidad perdido.

EDICIÓN 1951

PORTADA

Elecciones bajo fuego

Tres candidatos a alcaldías asesinados, siete a concejos, más de 40 amenazados y 402 municipios en riesgo de sufrir episodios de violencia política forman la antesala de las elecciones de octubre. ¿Qué está pasando?

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1951

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.