Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 7/7/1997 12:00:00 AM

DE JUAN CARLOS ESGUERRA

DE JUAN CARLOS ESGUERRA DE JUAN CARLOS ESGUERRA
En la edición #786 de SEMANA, Plinio Apuleyo Mendoza le dedicó su columna a la adquisición de los helicópteros del Ejército, para afirmar, en esencia, que el hecho de haberse optado por comprar unos norteamericanos y unos rusos, resulta, por lo que hace a estos últimos, "inexplicable", "extraña" y "oscura". En principio, que el autor haya dejado a salvo mi honestidad personal, podría hacer pensar que no es el caso de que yo haga aclaración alguna. Sin embargo, también está de por medio mi responsabilidad, como ministro de entonces, por la decisión que se tomó. Solo voy a referirme a lo fundamental: 1) La escogencia de los dos contratistas, que por ley habría podido hacerse libremente, fue el resultado de un proceso de selección de entre los posibles proveedores de más de 10 países. Se trataba de adquirir los helicópteros de transporte necesarios, tanto para las operaciones logísticas y de retaguardia, como para mover tropas en zonas de combate. 2) Dicha escogencia se ajustó a las conclusiones y recomendaciones de los comités técnico, jurídico y financiero de expertos que previamente se constituyeron para ese efecto. 3) En su primera parte, el proceso culminó con la decisión de aceptar parcialmente la oferta de la empresa oficial rusa "Rosvoorouzhenie', por haber sido, junto con la firma canadiense, la única en cumplir, en legal forma, con los requisitos mínimos. 4) Los helicópteros rusos se impusieron en razón de su capacidad de carga mucho mayor, menor precio y más bajo costo por pasajero transportado. 5) Dicha adjudicación correspondió solo al 40 por ciento de los recursos, porque si bien son ideales para el apoyo logístico y de retaguardia, disminuye su eficiencia para las zonas de combate. 6) Por ello, se inició una segunda etapa en la que se invitó a los proponentes (norteamericanos y franceses) cuyos equipos, no obstante ser mucho más costosos y tener menor capacidad de carga, constituían la alternativa ideal para este último tipo de operaciones. 7) Este nuevo proceso culminó con la decisión de asignar el 60 por ciento restante de los recursos a la compra de helicópteros Blackhawk. 8) De esta forma se consiguió adquirir mayor número de helicópteros, contar con dos equipos complementarios, y además la ventaja estratégica de no depender de un solo proveedor y de un solo país de origen. 9) Sobre el precio de los helicópteros rusos, este corresponde al de la 'versión militar' (blindada, con capacidad de operación nocturna y con los aditamentos para la instalación de armamento, entre otras cosas) de helicópteros 'nuevos', de 'último modelo', con mayor potencia, vendidos directamente por el representante de la empresa que los fabrica, y que por lo mismo ofrece 'todas las garantías', suministro de repuestos, asistencia técnica y entrenamiento de pilotos y técnicos. 10) La importancia del tema no nos permitía dejarnos guiar de los cantos de sirena de un mercado paralelo en el cual, a cambio de un precio potencialmente menor, se terminara en manos de un vendedor que no pudiera dar seguridades de asistencia, garantías y repuestos. 11) En cuanto a la afirmación acerca de casos en los que otros países habrían pagado por los mismos helicópteros un precio menor, esa circunstancia fue tenida en cuenta a la hora de la evaluación de las propuestas. De allí resultó que, o bien se trataba de helicópteros usados, o de modelos anteriores, o de aparatos que no tienen las mismas especificaciones, o cuyo precio de oferta no incluía el valor de la capacitación y el mantenimiento o las garantías técnicas o de suministro de repuestos (los casos de Ecuador y China).Así pues, estoy convencido de que el Ministerio de Defensa adquirió los helicópteros que necesita la Aviación del Ejército, en un todo conforme a derecho y con buen juicio, en las mejores condiciones posibles de precio, tecnología, calidad, especificaciones y garantías. Juan Carlos Esquerra Portocarrero Bogotá

EDICIÓN 1874

PORTADA

La orquesta del Titanic

Para tomar decisiones en el Consejo Nacional Electoral son necesarios 6 de los 9 votos. Cinco de esos votos ya están listos contra la posibilidad de que exista una candidatura viable de centro. La determinación del Consejo Nacional Electoral no será jurídica, sino exclusivamente política.

Les informamos a todos nuestros lectores que el contenido de nuestra revista impresa en nuestro sitio web será exclusivo para suscriptores.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com