Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 3/11/2002 12:00:00 AM

De Peñalosa para María Isabel Rueda

Le agradezco inmensamente su confianza en mis posibilidades de contribuir a nuestro país., 49879

De Peñalosa para María Isabel Rueda, 49879 De Peñalosa para María Isabel Rueda


Le agradezco inmensamente su confianza en mis posibilidades de contribuir a nuestro país. Hace cerca de un año usted generosamente propuso mi nombre para la Presidencia que se inicia en agosto de este año y ahora lo propone para la del 2006, para dar continuidad al que sería el período de Alvaro Uribe. Sugiere usted que inicie esa integración aceptando la vicepresidencia del candidato.

Primero es bueno aclarar que más allá de las leyendas para las que el calor electoral es suelo fértil, ningún candidato me ha ofrecido la vicepresidencia. No quise participar en el proceso electoral como candidato y no lo haría como vicepresidente de un candidato, en caso de ser honrado con el ofrecimiento. No he respaldado a un candidato no sólo porque tengo un gran respeto por la calidad humana y de liderazgo de los tres con opción de triunfo, sino porque frente al desafío que enfrentamos, quisiera contribuir a lo que nos una, más que a lo que nos separa. No olvidemos que la verdadera batalla que hay que dar no es entre nosotros.

Nuestros candidatos han demostrado responsabilidad patriótica y no han caído en la utilización de las caricaturas que de sus contrincantes han tratado de crear otros generadores de opinión. Hasta cierto punto también se ha evitado el facilismo promesero y el análisis emocional de los graves problemas que nos aquejan. Tienen los candidatos más claro que muchos, que apenas pasen las elecciones, tendremos que unirnos y realizar grandes esfuerzos y aún sacrificios para sacar adelante a nuestro país.

Las condiciones internas de nuestro país y aún las internacionales hacen posible y aún necesario un vuelco profundo para construir una sociedad más igualitaria y legítima donde impere la ley y la convivencia civilizada. Por supuesto que estoy listo a participar en ese esfuerzo que será un proyecto de largo aliento. Por ahora lo importante es contribuir a que el próximo presidente pueda sacar adelante las reformas necesarias para iniciar una nueva etapa que veo con optimismo.



Bogotá

EDICIÓN 1879

PORTADA

Gustavo Petro: ¿Esperanza o miedo?

Gustavo Petro ha sido un fenómeno electoral, pero tiene a muchos sectores del país con los pelos de punta. ¿Cómo se explica y hasta dónde puede llegar?

Les informamos a todos nuestros lectores que el contenido de nuestra revista impresa en nuestro sitio web será exclusivo para suscriptores.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com