Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 3/17/2007 12:00:00 AM

Del ex ministro de Comercio

Del ex ministro de Comercio Del ex ministro de Comercio
Haciendo eco al senador Jorge Enrique Robledo, en la edición 1297 de SEMANA, Antonio Caballero escribe que el antiguo Ministro de Comercio, luego de haber “terminado de entregarles a los Estados Unidos los intereses económicos, comerciales, laborales y legislativos de Colombia en las negociaciones del TLC, salió a cobrar un sueldo del Banco Mundial, organismo controlado por los Estados Unidos”.

Al respecto me parece importante señalar: 1. El TLC con los Estados Unidos es, como cualquiera otro tema de política, susceptible de posiciones encontradas. Como responsable de coordinar la negociación, estoy dispuesto a participar en el debate público que se adelante en la actualidad. Pero tal como jamás he descalificado la rectitud de los adversarios, reclamo un trato igualmente respetuoso. Podemos tener visiones contrapuestas, pero esa realidad no permite graduar al contradictor, como hacen Robledo y Caballero, de traidor a la Patria. 2. Se añade a tan grave imputación otra no menos infame: la de que he actuado mal no sólo por torpeza, sino también por el mezquino interés de un salario de los Estados Unidos. Ocurre que casi todos los países del mundo son accionistas del Banco Mundial y que en su Directorio de 24 miembros, Colombia tiene derecho a participar. Por lo tanto, en mi designación y remuneración los Estados Unidos no intervienen; tampoco ningún otro país miembro. Me nombró el gobierno de mi país y me remunera el Banco con fondos de su presupuesto.

Jorge H. Botero, Director Ejecutivo Alterno del Banco Mundial
Washington (Estados Unidos)

EDICIÓN 1894

PORTADA

Los secretos de la red de espionaje

SEMANA revela detalles y conversaciones desconocidas de la organización de chuzadas ilegales más grande descubierta en el país. Las víctimas eran empresas, funcionarios públicos, miembros de las Fuerzas Militares y particulares.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1894

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.