Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 10/5/1998 12:00:00 AM

Dos fuentes intelectuales

Dos fuentes intelectuales Dos fuentes intelectuales
En su afán de sintetizar la situación nacional en una página independiente, Antonio Caballero cae sistemáticamente en SEMANA en descripciones maniqueas de la realidad colombiana. Como la siguiente, aparecida en la columna de agosto 10: "... de todas maneras, en Colombia nunca nadie ha tenido nada parecido a una ideología desde que murió don Miguel Antonio Caro, hace ya casi un siglo...". Quiero recordarle al menos dos fuentes intelectuales colombianas, además del ilustre ideólogo conservador, que han sido reconocidas mundialmente como tales: la primera, y muy antigua, es la comunidad Kogui en la Sierra Nevada de Santa Marta, modelo humano de sabiduría y de positiva interacción con la naturaleza. La segunda es la del conocido pensador bogotano Nicolás Gómez Dávila, alabado por intelectuales nacionales y extranjeros, autor de tres libros de brillantes escolios que representan la ideología del aristócrata, hoy en día desafortunadamente en desuso e incomprendida. Aceptemos, en el contexto colombiano, el mensaje de uno de sus escolios: "La sociedad hasta ayer tenía notables; hoy sólo tiene notorios". Ojalá fuera solamente nostalgia y alguien me diera ejemplos reconocidos (fuera de los indígenas) como yo lo he hecho en estas líneas.
Alberto Gómez Gutiérrez Bogotá

EDICIÓN 1888

PORTADA

Petro vs. López Obrador, ¿cuál es la diferencia?

El recién elegido presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, ha tenido una carrera muy parecida a la de Gustavo Petro. ¿Por qué uno pudo llegar al poder y el otro no?

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1889

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.