Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 11/20/2000 12:00:00 AM

El progreso de una ciudad

He leído con asombro e incredulidad el artículo del sexagenario y bogotanísimo Lorenzo Madrigal en su edición #961,

El progreso de una ciudad El progreso de una ciudad
He leído con asombro e incredulidad el artículo del sexagenario y bogotanísimo Lorenzo Madrigal en su edición #961, en la cual denigra de su alcalde Peñalosa al tildarlo de abusador, autoritario y asesino, sólo porque le fastidian las obras que se están adelantando en Bogotá D.C., o porque un muro fuera derribado al sur de la ciudad causando, lamentable mas no dolosamente, la muerte de dos ciudadanos.

Como antioqueño y sexagenario también, me permito hacerle caer en cuenta al señor Madrigal que el progreso de una ciudad tiene que estar acorde con la revolución de los tiempos y la tecnología y que es inevitable “atropellar la gente de una ciudad, haciendo obras por todas las partes transitables”, para mejorar el estatus de vida de los bogotanos y la imagen nacional e internacional de la capital.

Tal vez quisiéramos el señor Madrigal y yo, como sexagenarios estar sentados en un café de la Calle Real o de Junín respectivamente en los años 40, contemplando el paso de los tranvías o el piafar de las mulas, pero esos recuerdos sólo quedan en las fotografías y en el corazón, imponiéndose inevitablemente la modernidad.

Quisiera comentarle al articulista que los medellinenses no nos salimos de las casillas para enrostrarle a nuestro alcalde por el progreso de nuestra ciudad y mucho menos vamos a mortificarnos porque haya más espacio y vías para los peatones y los ciclistas, coadyuvando con ello el mejoramiento del medio ambiente, la salud de todos los habitantes y el embellecimiento de nuestra ciudad.

Me asombra la falta de amor de su patria chica y el estancamiento en el pasado del doctor Madrigal, vertidos en sus escritos contra Bogotá y su alcalde, sólo porque las obras le incomodan en su bienestar personal, considerando que estas negativas apreciaciones sólo corresponden a su ego y no, al de todos los bogotanos.

EDICIÓN 1888

PORTADA

Petro vs. López Obrador, ¿cuál es la diferencia?

El recién elegido presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, ha tenido una carrera muy parecida a la de Gustavo Petro. ¿Por qué uno pudo llegar al poder y el otro no?

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1889

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.