Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 9/15/2003 12:00:00 AM

Olla no, caldero

Haciendo referencia al artículo de la semana pasada (edición #1.114), les quisiera comentar que el calificativo de "olla"

Olla no, caldero Olla no, caldero
Haciendo referencia al artículo de la semana pasada (edición #1.114), les quisiera comentar que el calificativo de "olla" le queda pequeño a la exagerada corrupción que se vive en Barranquilla cada vez que se avecinan las elecciones. Para poder meter en un solo sitio toda esa corrupción, sobornos y chantajes, necesitaríamos un caldero. De los mismos que utilizan los caciques políticos para regalar sancochos en los sitios de concentración de sus electores, aquellos individuos trasteados desde los rincones más apartados del departamento, para elegir concejales en una ciudad distinta a la de su origen.

En Barranquilla nos acostumbramos a las acusaciones y escándalos, pero de ahí no pasa. Al final la corrupción sale airosa y meses después de las elecciones, se bromea sobre esto en las paradas de buses, en los clubes sociales e inclusive en nuestros sitios de trabajo. ¿Hasta cuándo?

Carlos Alberto Buitrago

Barranquilla

EDICIÓN 1896

PORTADA

El dosier secreto de las Farc

SEMANA revela explosivos detalles del más completo informe realizado sobre la historia, finanzas y los crímenes de la desmovilizada organización guerrillera.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1899

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.