Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 8/10/1998 12:00:00 AM

OTRO 8.000

OTRO 8.000, Sección Cartas, edición 845, Aug 10 1998 OTRO 8.000
Les ruego que me permitan hacer dos precisiones sobre el artículo publicado en SEMANA #844, bajo el título '¿Otro 8.000?'.
1º Se dijo que para que haya prevaricato la Corte debe demostrar que los congresistas votaron en contra de lo que pensaban, o sea de que, convencidos de que Samper era culpable, maliciosamente decidieron absolverlo. Esta afirmación sería cierta si los jueces, en Colombia, decidieran en conciencia y no en derecho. Según el artículo 149 del Código Penal, hay prevaricato cuando la resolución es "manifiestamente contraria a la ley, o mejor, a derecho". Por ejemplo, si un juez de familia, probada la causa, negara el divorcio de un matrimonio católico porque su conciencia no le permite tomar esa decisión, cometería prevaricato.
2º Se dijo que en Colombia las pruebas judiciales son objeto de valoración subjetiva. Esta afirmación es contraria a la verdad, porque insinúa que el juez puede valorar libremente la prueba. El artículo 254 del Código de Procedimiento Penal, dispone que "Las pruebas deberán ser apreciadas en conjunto, de acuerdo con las reglas de la sana crítica. El funcionario expondrá siempre razonadamente el mérito que le asigne a cada prueba". Por ejemplo, es imposible que frente a una fotocopia simple de un cheque girado a favor de una campaña política, el juez pueda decir que allí hay lugar a responder en juicio. El testimonio, que es la prueba reina, se debe valorar según su precisión, unidad, realidad de los hechos narrados, armonía con las demás pruebas, etc. y por todas estas razones se sabe que el juez no es libre, ni arbitrario para apreciar las pruebas. Carlos Fradique Méndez Bogotá

EDICIÓN 1888

PORTADA

Petro vs. López Obrador, ¿cuál es la diferencia?

El recién elegido presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, ha tenido una carrera muy parecida a la de Gustavo Petro. ¿Por qué uno pudo llegar al poder y el otro no?

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1890

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.