Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 11/18/1996 12:00:00 AM

RABIA Y VERGUENZA

RABIA Y VERGUENZA RABIA Y VERGUENZA
Después de leer la columna de Plinio Apuleyo Mendoza (SEMANA #753) acerca del ISS, no puedo dejar de experimentar un sentimiento de rabia y vergüenza. Los que ingresamos hace algún tiempo, por méritos propios, a esta institución hemos visto cómo se ha ido transformando en una entidad burocratizada, ineficiente, paquidérmica y sobre todo indolente.Quienes vivimos la caótica situación desde adentro vemos cómo las soluciones no son tan complicadas si hubiese una real voluntad política de respuesta, pero los verdaderos culpables de esta metamorfosis insisten en perpetuar este fortín de la politiquería buscando el ahogado río arriba, inventándose caras campañas publicitarias o acosando intransigentemente a quienes se atreven a denunciar las causas del ineficiente servicio.Este tipo de columnas duelen un poco pero dimensionan la problemática en búsqueda de soluciones que no pueden ser otras que el fortalecimiento del único patrimonio de los trabajadores colombianos. Sería terrible que la salud se convirtiera en un negocio más en manos del capital privado y con este gobierno para allá vamosJairo Ospino, M.D., Presidente Asmedas Secc. Meta y Llanos OrientalesVillavicencio

EDICIÓN 1879

PORTADA

Gustavo Petro: ¿Esperanza o miedo?

Gustavo Petro ha sido un fenómeno electoral, pero tiene a muchos sectores del país con los pelos de punta. ¿Cómo se explica y hasta dónde puede llegar?

Les informamos a todos nuestros lectores que el contenido de nuestra revista impresa en nuestro sitio web será exclusivo para suscriptores.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com