Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 9/30/1996 12:00:00 AM

SUBSISTE SU PENSAMIENTO

SUBSISTE SU PENSAMIENTO SUBSISTE SU PENSAMIENTO
Nada afortunada la figura usada por Antonio Caballero al hablar del cadáver insepulto de Galán y advertir que está colgado en todas las ventanas. Siete años después de haber sido sepultado el cuerpo muerto de Luis Carlos Galán, su cadáver no existe más. Existe, sí, absolutamente vigente, sin deterioro alguno, su pensamiento, que por fortuna él lo dejó escrito. No podemos ignorar que la vida de un hombre grande, y Galán lo fue, permanece en sus obras y palabras, se renueva y encuentra refugio seguro en el alma de cada ser humano que lo recuerda agradecido y en él se inspira, sigue sus pasos y defiende, muchas veces en el anonimato, sus mismos ideales. Se equivocan los que creen que colocar el afiche de Galán en las ventanas significa necesariamente apoyar a unos y descalificar a otros. Recordar públicamente la imagen de Galán solo puede entenderse como compromiso indeclinable con la honestidad y rechazo decidido a la corrupción y la violencia.
Carlos Julio Cuartas Chacón

EDICIÓN 1884

PORTADA

Duque versus Petro: La hora de la verdad

A una semana de las elecciones la diferencia entre encuestas genera tensión, incertidumbre y hasta pánico. Sin embargo, en la de Invamer para Caracol Televisión, Blu Radio y SEMANA, Iván Duque alcanza una amplia ventaja.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1885

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.