Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 4/29/1996 12:00:00 AM

" I TOOK COLOMBIA"

" I TOOK COLOMBIA" " I TOOK COLOMBIA"
Tras el aguacero torrencial de supuestos sobre la tan traída y llevada 'certificación', estalla ahora la chispa eléctrica con su tronamenta lastimera.Es lamentable que una nación todopoderosa por obra y gracia de sus bien merecidos esfuerzos de superación, en el mismo lapso que estas repúblicas latinas derrochaban sus posibilidades en conflictos internos, resuelva constituirse en polizonte de sus desvalidas hermanas continentales, prestando así un flaco servicio a su grandeza. Como nos lo ha dicho nuestro embajador en Washington, la ley americana simplemente autoriza a su gobierno para calificar la actitud asumida por aquellos gobiernos en cuyos territorios funcione el detestable negocio del narcotráfico. Y en seguimiento de tan simple disposición, ningún gobierno en el mundo ha hecho tanto y tan positivo como el del señor Samper.Así las cosas, resulta bien claro que míster Clinton con su insólita salida no gusta del señor Samper. En términos taurinos, podríamos decir que aquél creyó descabellar a éste de una vez por todas. El imponderable esfuerzo de nuestro gobierno en pro de esa juventud americana que envenena la droga, ha resultado contraproducente, míster Clinton quiere destruir al hombre que tan bien le ha servido porque, como ya lo dijo la sabiduría popular: "Así paga el diablo a quien bien le sirve".Míster Clinton ha cumplido una hazaña mayor que la de su colega el primer Roosevelt. Si la prensa de su país puso en boca de aquel la frase "I took Panama", ahora puede con orgullo poner en la de éste: "I took Colombia".Humberto Mejía Mejía. Medellín

EDICIÓN 1937

PORTADA

La tragedia de Helena

Hay conmoción en la alta sociedad por la muerte de Helena Laserna, una joven en situación de discapacidad descendiente de una importante dinastía del país. Su madre y su padrastro están en la cárcel como presuntos responsables de esta tragedia. Una tercera captura se sumó a esta historia macabra de poder, dinero y locura.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1937

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.