televisión

Todos tenemos algo de un personaje de “El Chavo del 8”

El popular programa televisivo "El Chavo del 8", protagonizado por Roberto Gómez Bolaños "Chespirito", salió del aire luego de casi 50 años de transmisión. Con él se va una imagen de la sociedad latinoamericana, y ese humor blanco e inocente que conquistó generaciones y seguía vigente.


En 1970 el famoso comediante mexicano Roberto Gómez Bolaños creó “El Chavo del 8,″ sin duda uno de los programas más populares de la televisión latinoamericana. En enero de 1980 grabó su último capítulo.

Al Chavo, a Quico, a La Chilindrina, a Doña Florinda, a Don Ramón y al Señor Barriga los conocen varias generaciones de televidentes desde México hasta la Patagonia.

Para el periodista cultural colombiano José Ángel Báez, el rotundo éxito del programa se debía una combinación de factores: 1) un humor blanco e inocente que conquistó varias generaciones de televidentes en Latino América y el mundo. Un humor tan bien hecho, que seguía estando vigente. 2) Reflejaba y criticaba aspectos de la sociedad latinoamericana. Hablaba de la pobreza, del arribismo y del desempleo. 3) Pero a su manera, también exhibía valores que le son propios: la solidaridad, la empatía, la capacidad de soñar. 4) Gómez Bolaños creó personajes que reflejaban distintos caracteres de la condición humana. En palabras de Báez: “todos tenemos algo de un personaje del Chavo o de Chespirito.”

Luego de casi 50 años de transmisión, el 1 de agosto de 2020 “El Chavo del 8″ fue retirado de la televisión. Según medios mexicanos, la familia de Gómez Bolaños y la cadena Televisa no llegaron a un acuerdo sobre los derechos de la serie.

La noticia fue tendencia en redes sociales. Miles de televidentes de distintas esquinas del continente escribieron mensajes hablando de la vecindad del Chavo, de sus personajes y de su famoso humor.

“Aunque tristes por la decisión, mi familia y yo esperamos que pronto esté Chespirito en las pantallas del mundo. Seguiremos insistiendo, y estoy seguro que lo lograremos”, escribió en su cuenta de Twitter Roberto Gómez Ferán, hijo del actor.

Por su parte, Florinda Meza, quien en encarnaba el personaje “Doña Florinda” en el programa y fue la última pareja sentimental del actor fallecido en 2014 a los 85 años, lamentó esta decisión aludiendo a los difíciles momentos que vive el mundo por cuenta de la pandemia: “¿Qué opino de que se deje de transmitir el programa Chespirito? Aunque no tengo nada que ver porque inexplicablemente no he sido convocada a las negociaciones, creo que justo ahora, cuando el mundo más necesita diversión, hacer eso es una agresión hacia la gente”.

El sentido mensaje de Meza explica, en parte, lo que encantaba a los televidentes de “El Chavo del 8″: los divertía, les sacaba sonrisas y los hacía pasar un rato agradable.

Tras la muerte de Chespirito, la revista Forbes estimó que “El Chavo del 8”, que catapultó a Gómez Bolaños a la fama, había reportado a Televisa unos 1.700 millones de dólares hasta el 2014.