Además de los 5 muertos y los 42 polícías heridos, el atentado del sábado contra un la estación de San José en Barranquilla dejó dos víctimas silenciosas. Se trata de Stiven y Negro, dos perros criollos que se acercaban diariamente al lugar para recibir la comida que les brindaban los oficiales. Tras la explosión, Negro murió de inmediato y Stiven quedó herido. Como presunto responsable de la detonación del artefacto explosivo fue capturado Cristian Camilo Bellón, contra quien se anunció una imputación de cargos por cinco homicidios, 42 tentativas de homicidio, terrorismo y uso indebido de explosivos. Este fin de semana, sin embargo, la Fiscalía tomó la decisión de añadir al decálogo que presentará ante un juez el delito de doble maltrato animal. Esta será la primera vez que en el marco de un ataque violento de tal magnitud se llevarán como víctimas a los perros afectados. 

2018-01-28

Otros Confidenciales

VACUNA

Coronavirus | Una mujer recibió por error seis dosis de la vacuna de Pfizer

Según expertos, la experimentación sobre los efectos de una posible sobredosis de la vacuna de Pfizer-BioNTech se limitó a cuatro dosis, por lo que este caso de seis dosis es desconocido en la literatura médica.