Este jueves, la Corte Suprema de Justicia intentará elegir a los magistrados que ocuparán las siete vacantes que dejaron juristas que se retiraron de la corporación. A la víspera de que se definan los nuevos magistrados, varios de los candidatos más opcionados se encontraron, curiosamente, en la sala de audiencias de uno de los casos de corrupción más costosos para la imagen de la justicia. La Fiscalía imputó cargos y pidió medida de aseguramiento carcelaria contra el magistrado del Tribunal Superior de Cundinamarca, Carlos Alberto Vargas, quien es señalado de haber recibido millonarias sumas a cambio de favorecer intereses privados a través de los fallos proferidos por su despacho. Frente al estrado tuvieron asiento Carlos Ibán Mejía y Jorge Hernán Díaz, quienes como delegados ante la corte tienen el papel de fiscal principal y de apoyo. A su lado estaba la procuradora Myriam Ávila; el representante de víctimas, abogado Francisco Bernate; el apoderado de Vargas, Hugo Quintero. El desfile inesperado de candidatos tiene en vilo el futuro inmediato del caso, ya que por cualquiera que salga elegido este jueves en la corte se podría terminar aplazando una decisión clave que está por tomar el tribunal: si el magistrado Vargas va a la cárcel o espera el desarrollo de su proceso en libertad. 

Le recomendamos: Magistrado del Tribunal de Cundinamarca, con el agua al cuello por el robo de un humedal

2019-12-04

Otros Confidenciales

VICKY EN SEMANA

Miguel Uribe, sobre marcha del 26 S: “Es un mensaje para recordar que más de 10 millones de colombianos no votamos por Petro”

El senador del Centro Democrático expuso lo que buscan desde la oposición con las protestas que se adelantan en varias ciudades del país.