Después de las elecciones —de las propuestas, de los debates encendidos— viene la vida real: gobernar, lo que requiere buscar el bien de los pueblos y tener buenas relaciones con otros mandatarios, con el Gobierno Nacional y con el empresariado. Pues siguiendo estas premisas, el alcalde electo de Medellín, Daniel Quintero, y el gobernador electo, Aníbal Gaviria, se reunieron este lunes en un hotel del barrio El Poblado para compartir ideas y, sobre todo, comprometerse con el futuro del departamento. Entre los temas discutidos hubo uno de gran importancia: Hidroituango, del que Quintero ha sido crítico —pero que quiere sacar adelante— y por el que Aníbal Gaviria es investigado por ser el alcalde que estuvo detrás de la firma del plan de aceleramiento que llevó a la crisis de abril de 2018 en la obra. Las elecciones han llevado a que lo dos candidatos, que no son contradictores pero que sí tuvieron visiones distintas de EPM, se sienten y se comprometan con el futuro de la megaobra que estaría generando energía hacia 2021. Quintero quiere sacarlo adelante, pero con la verdad. 

2019-10-29

Otros Confidenciales

NACIÓN

La dolorosa charla que tuvo Diego Guauque con su padre: “Hijo, yo ya viví; dame ese cáncer”

El comunicador bogotano señaló que se le partió el alma ver a su papá sufriendo.