Como se sabe, el cuestionado magistrado Gustavo Malo, quien desde octubre está de permiso en permiso como estrategia para eludir el escándalo que protagoniza sin desprenderse del sueldo y demás prestaciones de su cargo, hizo llegar el martes a la Corte Suprema una nueva excusa médica. Esta vez aduce un problema en la rodilla. La excusa cayó muy mal. Los magistrados tutulares le pidieron al Congreso que defina cuanto antes la situación jurídica del procesado, mientras que el Procurador general calificó la maniobra de “una burla”. Pero el asunto también tiene incómodos a los empleados del Palacio de Justicia que han hecho una lectura interesante: tras el puente festivo Malo sacó otra excusa por cuatro días que lo pone automáticamente desde ya en modo Semana Santa, pues la rama judicial no trabaja la próxima semana. Y con ello el magistrado, anticipadamente y sin pisar su despacho, logró asegurar que el millonario salario de marzo le llegará íntegro.  

2018-03-22

Otros Confidenciales

Vicky En Semana

“Los partidos han perdido coherencia”: Ómar Yepes estalla por apoyo a Petro sin condiciones desde el Partido Conservador

El expresidente de esa colectividad también destacó cuál es la importancia de la oposición en los sistemas democráticos.