Como se sabe, el cuestionado magistrado Gustavo Malo, quien desde octubre está de permiso en permiso como estrategia para eludir el escándalo que protagoniza sin desprenderse del sueldo y demás prestaciones de su cargo, hizo llegar el martes a la Corte Suprema una nueva excusa médica. Esta vez aduce un problema en la rodilla. La excusa cayó muy mal. Los magistrados tutulares le pidieron al Congreso que defina cuanto antes la situación jurídica del procesado, mientras que el Procurador general calificó la maniobra de “una burla”. Pero el asunto también tiene incómodos a los empleados del Palacio de Justicia que han hecho una lectura interesante: tras el puente festivo Malo sacó otra excusa por cuatro días que lo pone automáticamente desde ya en modo Semana Santa, pues la rama judicial no trabaja la próxima semana. Y con ello el magistrado, anticipadamente y sin pisar su despacho, logró asegurar que el millonario salario de marzo le llegará íntegro.  

2018-03-22

Otros Confidenciales

VICKY EN SEMANA

Luis Fernando Velasco revela la verdadera razón por la cual prefirió no estar en la posesión de Petro

El exsenador, uno de los que más acompañó al hoy presidente en su campaña política, se quedó sin uno de los tantos cargos públicos que el mandatario distribuyó.