Como se ha dicho, antes de casarse con Michelle, el presidente de Estados Unidos tuvo dos novias: Alex McNear y Genevieve Cook, dos jovencitas que conoció en su época universitaria. ‘Barry’, como apodaban a Obama, tenía la fama de filósofo enamorado, pues solía escribirles cartas llenas de reflexiones literarias y existencialistas.
Aunque las mujeres reconocen que era brillante y "cálido" en la cama, ambas relaciones fracasaron por la distancia y la falta de compromiso del mandatario. 
En el caso del primer ministro británico, la historia tiene un final aún más novelesco. A principios de los noventa, cuando Cameron apenas se abría paso en la política, conquistó a Laura Adshead, una estudiante que en ese entonces también trabajaba en las toldas del partido Conservador. El noviazgo solo duró un año, pero hay quienes dicen que la joven quedó tan afectada que tuvo que pedir una licencia para hacer el duelo. Hoy Adshead está casada con Dios: se cambió el nombre a la Hermana John Mary y vive en el convento de clausura de un pequeño pueblo de Connecticut.    


2012-05-04

Otros Confidenciales

CORONAVIRUS

¿Qué tan probable es contagiarse en un bus?

Científicos de la Universidad de Southampton, en Reino Unido, calcularon las posibilidades de contraer la covid-19 en un medio de transporte masivo si se sienta al lado, detrás o a unas filas de un pasajero con la enfermedad.